Quedó firmada la ley que otorga amnistía a los deudores de multas de tránsito

La ley impulsada por el Partido Liberal otorgará, por una sola vez, el 50 por ciento de descuento en la deuda y la eliminación de los intereses.

En la noche del pasado viernes se sancionó la ley 2027 de 2020, con la cual se le otorga amnistía a los deudores de multas de tránsito y, también, les brinda la posibilidad de acordar formas de pago y alivio para los montos correspondientes.

Con esta sanción, aproximadamente 4 millones de colombianos que están endeudados con el pago de comparendos tendrán un beneficio para que se pongan al día y salgan de esa cuenta pendiente.

La ley 2027, firmada por ministros y congresistas (aparece la firma de los Ministerios de Transporte, Hacienda e Interior), posibilita la “suscripción de acuerdos de pago por deudas de los derechos de tránsito a las autoridades”.

Esta ley, que aplica “por única vez y hasta el 31 de diciembre de 2020”, cobija a los deudores que tengan multas por infracciones al Código Nacional de Tránsito. Ellos tendrán “un descuento del 50 % del total de su deuda y del 100 % de sus respectivos intereses”. Además, podrán acogerse a la ley sin necesidad de asistir a cursos pedagógicos de tránsito.

El autor del proyecto, el liberal Iván Darío Agudelo, explicó que esta amnistía beneficiará a más de cuatro millones de colombianos que están ‘colgados’ con esos pagos y que si se logra recaudar todo ese dinero se hablaría de una suma aproximada de 5 billones de pesos.

¿En qué consiste el plazo?

Dice el documento que todos aquellos que se suscriban a la ley tendrán un plazo máximo de 1 año –contado desde la fecha de suscripción– “para pagar lo debido y para lo cual las autoridades de tránsito territoriales aplicarán lo dispuesto en sus manuales de cartera”.

Sin embargo, quienes incumplan las formalidades del acuerdo pactado perderán los beneficios de la ley y tendrán que pagar la totalidad del monto tanto de su multa como de los intereses.

“Los ciudadanos podrán suscribir acuerdos de pago directamente con los organismos de tránsito o con el SIMIT en cualquiera de sus oficinas en el territorio nacional o con aquellos entes públicos o privados con los que los organismos de tránsito hayan suscrito o suscriban contratos y convenios”, afirma la ley.

Además de la claridad sobre el procedimiento a seguir para los deudores, la 2027 en su tercer artículo habla de la modificación del artículo 15 de la ley 1005 de 2006, el cual se refería a la coordinación de los municipios y las entidades territoriales sobre la aplicación de los derechos de tránsito.

No obstante, este beneficio no cobijará a quienes hayan sido sancionados con multas de tránsito por estar conduciendo bajo los efectos del alcohol. La iniciativa del Partido Liberal fue aprobada en el pasado semestre por el Congreso y contó con el respaldo mayoritario de las bancadas.