¿Qué ha pasado con los 1,6 millones de empleos prometidos por el presidente Duque?

Aunque desde la academia aseguran que la situación en materia laboral para Colombia podría mejorar si se toman los correctivos necesarios desde el Gobierno, advierten que el presidente Iván Duque no alcanzaría la meta que se fijó de dejar la tasa de desempleo en 8% para el 2022 si sigue caminando en el mismo camino, con las medidas hasta hoy aplicadas.

Hace algo más de tres meses, el presidente Iván Duque se comprometió ante la Organización Internacional del Trabajo, en Suiza, a crear 1,6 millones de empleos nuevos y a llevar el índice de desocupación al 8 por ciento. Sin embargo, el Pacto por la Equidad, contemplado en el Plan Nacional de Desarrollo, no ha funcionado como se esperaba según expertos.

Fue exactamente el 19 de junio de este año, ante la plenaria por los 100 años de la OIT, que el presidente Duque reconoció que Colombia ha tenido una tasa de desempleo juvenil elevada en el contexto latinoamericano, por lo cual la enfrentará con iniciativas, como que el 10% de las nóminas estatales procuren contratar a jóvenes desde los 18 años sin exigirles experiencia. También dijo que se tomarían varias medidas para enfrentar el desempleo.

“Queremos que nuestro Plan Nacional de Desarrollo nos deje para agosto del 2022, cuando estemos culminando nuestra tarea en el Gobierno, un país que haya creado 1.6 millones de nuevos empleos y queremos llegar a una tasa de desempleo que esté por debajo del 8% siendo la más baja de las últimas tres décadas en Colombia”, dijo el mandatario.

Iván Daniel Jaramillo Jassir, del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, resaltó que la creciente tendencia al alza del desempleo en Colombia resulta preocupante porque no encuentra correlación con las cifras de crecimiento económico y recuperación de la economía que a su vez, deberían explicar un crecimiento en materia de empleo y no existe ese crecimiento en el país.

“El presidente Duque advirtió la meta a la que espera llegar en 2022 de una tasa del 8%, de la cual Colombia parece estar bastante lejos y si no se incorporan medidas de políticas públicas activas de empleabilidad y otra serie de medidas para favorecer el trabajo decente y la formalización laboral, va a ser muy complejo llegar a esa meta en 2022”, dijo Jaramillo.

Indicó que, desafortunadamente, los fenómenos de automatización y robotizacion no se están incorporando ni manejando de la manera ideal por parte del Gobierno, “para incorporar cualificación de la mano de obra y que así los empleos se sustituyan y no se destruyan, que es también la preocupación mundial de la OIT”, dijo el experto | Blu Radio