Profesor reportado como desaparecido fue hallado enterrado en cemento en su propia casa en Cajicá

Por la denuncia de los vecinos sobre un olor fuerte que emanaba de la vivienda, las autoridades ingresaron a la fuerza y encontraron la macabra escena.

Se trata de Gamaliel Enrique Álvarez García, quien nació el 24 de octubre de 1978 en el municipio de Ayapel, sur del departamento de Córdoba y en días pasados fue hallado enterrado en una placa de cemento instalada debajo del mesón de una cocina de una vivienda.

La muerte del profesor de matemáticas, conmocionó al pueblo de Cajicá, en Cundinamarca, desde donde los habitantes informaron que había sido reportado como desaparecido hace dos meses en la zona de Sabana Norte. Su homicidio ha causado mucho impacto.

Los peritos forenses encargados del caso quedaron atónitos el pasado 26 de noviembre, a las 7 p.m., cuando encontraron el cuerpo sin vida de Álvarez García; sin embargo, la noticia la dio a conocer la Policía de Cajicá el pasado 30 de noviembre gracias un allanamiento.

Según la Policía, la intervención a la vivienda de la víctima se realizó por solicitud de los vecinos del barrio Puente Vargas quienes estaban preocupados por el mal olor que emanaba de la vivienda del hombre que había sido reportado como desaparecido hace dos meses.

El comandante de la estación de Policía de Cajicá, mayor Omar Andrés Acosta, reveló que vieron “una estructura extraña, de cemento, que no era acorde con la construcción de una vivienda”, por lo que decidieron romperla con una pica.

“Al ingresar, encontramos que la casa no tenía ese fuerte olor que manifestaban los vecinos, pero al llegar a un cuarto, hacia el fondo, un cuarto de ropas, observo que hay una estructura extraña, de cemento, que no era acorde con la construcción de una vivienda”, indicó.

En dicho punto de la cocina los expertos encontraron restos humanos que tardaron en desenterrar unas ocho horas y tras realizar exámenes forenses descubrieron que se trataba del profesor de danza.

“Se llama al CTI, y con apoyo de bomberos, pudieron abrir hasta una parte y se dieron cuenta que en esta estructura de cemento había un cuerpo”, relató el oficial, al anotar que el cadáver se logró sacar hacia las 4:00 a. m. del sábado 27 de noviembre y estaba en “estado alto de pudrición”.

Uno de los puntos clave de la investigación es que, según dice su familia, luego de no saber el paradero del docente, empezaron a llamar a su vivienda y quien contestaba era otro hombre que se hacía pasar por él.

“Se está en proceso de investigación porque él seguía contestando las llamadas, al parecer alguien se estaba haciendo pasar por él. La comunidad tiene unas grabaciones de cuando lo llamaban y unos audios de una de las amigas del barrio donde él le manifiesta que se había ido de vacaciones y demás”, sostuvo.

La hipótesis que manejan las autoridades que investigan el caso es que, al parecer, el autor del presunto homicidio pudo ser un hombre de nacionalidad extranjera a quien Álvarez le habría rentado una habitación de su casa.

‘Gama’, como lo llamaban de cariño sus amigos y familiares, era profesor de matemáticas en varios colegios de Cundinamarca, pero su verdadera pasión era la danza y había trabajado con varias compañías de baile.

De hecho, en Cajicá, municipio donde residía, era conocido precisamente por las clases de ballet que dictaba. «Siempre nos enseñaste la pasión a la danza y a llevar la vida con mucha alegría», le escribió este jueves Andrea, una allegada, en su cuenta de Facebook.

En sus redes sociales solía compartir fotografías y videos de su trabajo en academias de baile. Una de ellas fue Isadanza, donde se ofrecen clases de ballet clásico impartidas por Isabel Cecilia Rodriguez, licenciada en arte danzario y una de sus maestras más cercanas.