Preocupante cifra de policías infectados por COVID-19 en Quibdó

Los casos de contagio se dan en medio de la preocupante situación que atraviesa el departamento del Chocó por el Coronavirus.

La Policía del departamento de Chocó anunció que 100 uniformados de la capital, Quibdó, dieron positivo para COVID-19, después de un testeo masivo en la entidad.

Los uniformados permanecen aislados en hoteles de la capital del Chocó y la mayoría no presenta síntomas, además, las autoridades aún esperan los resultados de cerca de 600 análisis, para descartar o confirmar otros casos.

“Se han venido tomando algunas medidas de aislamiento en lugares que tenemos acá, hoteles habilitados para esta actividad y desde ahí garantizar que los policías se puedan conservar sanos, protegidos y seguros”, expresó el Coronel Henry Mauricio Galán, comandante de la Policía de Choco.

Coronel Henry Mauricio Galán / Twitter

En los próximos días se esperan los resultados de 611 pruebas que se les practicaron a otros agentes de la Policía.

La grave noticia se da en medio de un panorama que preocupa a las autoridades con respecto a la propagación del virus, la red hospitalaria y las medidas de aislamiento en el departamento.

Las dificultades en Chocó por el manejo de los recursos de salud se ven reflejadas en la precariedad del servicio médico. A eso se suma la demora en los pagos a los profesionales de la salud y carencia de elementos de bioseguridad en tiempos de pandemia.

En adición a esto, el departamento permanece bajo aislamiento obligatorio por la indisciplina social que se presenta en Quibdó y algunos municipios del Chocó.

La decisión se tomó durante la reunión del Puesto de Mando Unificado (PMU) a la que asistió el gobernador encargado, el ministro de Salud Fernando Ruiz y diferentes entidades del orden nacional y local. Las autoridades analizan la situación del departamento, su afectación por coronavirus y el plan de acción para contener la pandemia.

De momento, el Ministerio de Salud y Protección Social ya ha dispuesto 40 ventiladores, mientras que la Superintendencia Nacional de Salud ha movilizado talento humano entre especialistas y terapeutas para fortalecer las capacidades.