Preocupación en Barranquilla por lo que están haciendo algunos ciudadanos con el supuesto meteorito

Uno de los creadores de la campaña publicitaria tuvo que aclarar que la gigantesca piedra no tiene ninguna propiedad curativa.

Eduardo Ortega, gerente de la agencia de publicidad Pópuli, reveló la verdad del supuesto meteorito en Barranquilla que causó conmoción entre los ciudadanos y despertó la curiosidad de muchas personas en el país.

Según el publicista, todo se trató de una campaña publicitaria que busca recaudar donaciones para la puesta en marcha de un complejo social que se construye en el barrio Villas de San Pablo, sur de la capital atlanticense.

En una entrevista con Blu Radio, Ortega señaló que no esperaba que tanta gente reaccionara de esta forma tan particular y aprovechó el espacio para recalcar que la piedra no cayó del espacio exterior y tampoco es milagrosa.

Incluso, hizo un llamado a no dejarse engañar por personas que llegaron al sitio donde está la roca y empezaron, con martillo en mano, a arrancarle pedazos para ofrecerlos como una supuesta cura contra el Coronavirus.

“La piedra no es milagrosa, no tiene propiedades curativas, porque me llegó una foto de una señora que vende pedazos de la piedra para hacer infusiones y dice que cura el COVID-19”, cosa que no es cierta, reiteró Ortega.

El gerente de la agencia de publicidad explicó todo el procedimiento para dejar la gigantesca piedra en ese lugar del barrio Villas de San Pablo y cómo la arreglaron para darle un aspecto diferente.

“Pintamos la piedra para que se viera un poco más oscura, la dejamos en el lote, hablamos con la Alcaldía y nos mandaron apoyo […] En la madrugada la dejamos en el lugar y esos jeroglíficos tienen el número 3 en diferentes idiomas”, añadió.

Sin embargo, no esperaban que la campaña del meteorito en Barranquilla generara tanto revuelo y romería de gente que le atribuía poderes mágicos a la piedra: “Nos preocupamos muchísimo” y por eso decidieron contar la verdad.

Finalmente, Eduardo Ortega destacó que esta es la primera etapa de la campaña para la construcción del nuevo complejo social nu3, en donde se le brindará atención a niños y niñas, jóvenes, madres gestantes, lactantes y adultos mayores.