Por un plátano, más de 2.000 personas ganaron más $1.500 millones en un chance

Un curioso suceso ocurrido el pasado sábado 6 de marzo en la ciudad de Quibdó dejó a más de 2 mil personas felices tras ganarse más de 1.500 millones de pesos.

Un plátano con un número escrito en su cáscara que al apostarlo a la Lotería de Boyacá en el sorteo 4353 se convirtió en la salvación de miles de personas en Chocó (Quibdó), pues resultaron ganadoras del chance que más de 1.500 millones de pesos en premios.

La fotografía del alimento con el número 0316 fue publicada en redes sociales y tomó por sorpresa a los quibdoseños que de inmediato se apresuraron a jugar el chance con esa cifra, confiando en la naturaleza (y una que otra fuerza más) para que se les hiciera un milagro.

Al día siguiente, domingo 7 de marzo, como si se tratara de un milagro, varios de los apostadores llegaron a la oficina de SuperGiros para reclamar su premio, pues la noche anterior la Lotería de Boyacá cayó en el número por el cual todos apostaron.

Algunos de los ganadores / El Tiempo

Por su parte, Jhony Mena, asesor jurídico de la empresa SuperGiros en el Chocó, confirmó que 1.500 millones de pesos fueron entregados el domingo. Además, añadió, “lo mejor del premio es que muchas familias ganaron”. Según Mena, “las mujeres les trajeron la suerte a las familias chocoanas, porque son ellas las que distribuyen el plátano del Medio Atrato para Quibdó”.

En redes sociales muchos bromistas aprovecharon el acontecimiento para difundir las imágenes de plátanos, animando a más personas a comprar el chance con la esperanza de ser los próximos ganadores.

“Se regó voz a voz y en redes sociales y empezaron a mandar la fotografía con el plátano y el número. Los grupos de WhatsApp y las redes sociales sirvieron para tener estos ganadores”, aseguró Mena en una entrevista.

Aunque parece algo increíble no es la primera vez que se registra un hecho de esta naturaleza en el Chocó. Entre el 2013 y 2014 ocurrió un hecho similar en el que miles de chocoanos se ganaron la lotería.

En ese entonces el número de la suerte apareció en una cachama que pescaron unos pobladores de Murindó. El pescado tenía un número en sus agallas. El rumor de la cifra se divulgó rápidamente y un buen número de chocoanos lo jugó en la lotería y ganó.