Por presiones de Luis Alfredo Ramos, el Magistrado Torres se declara impedido

Este proceso es de importancia nacional dado el gran poder político y económico que ha demostrado el clan Ramos en Antioquia.

El magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Ariel Augusto Torres, encargado de la ponencia definitiva en el proceso contra el exgobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos, por sus vínculos con los paramilitares, presentó su declaratoria de impedimento para poder compartir el hallo con los demás integrantes de la Corte Suprema.

Según lo manifestado por Torres, han sido varias las presiones que ha ejercido Ramos en su contra y también varias las acciones jurídicas que ha intentado presentar para detener la ponencia condenatoria entre ellas varias recusaciones.

El último movimiento de Ramos fue acusar al magistrado Torres de filtrar el sentido del fallo a los medios de comunicación violando los deberes de los jueces colombianos.

Sin embargo, lo afirmado por Torres es que a pesar de que la investigación por la filtración del sentido del fallo, no ha determinado su participación, es mejor que la opinión pública no tenga ninguna duda de la decisión que están tomando los magistrados y la propia Corte Suprema de Justicia.

Vale la pena recordar qué tanto Luis Alfredo Ramos como uno de sus hijos han estado involucrados en diversos delitos en el desarrollo de este proceso, entre ellos el soborno a un fiscal a quién le pagaron un tiquete de avión para que pudiera acudir a una diligencia en favor del exgobernador.

Este proceso y el fallo que se dicte son de importancia nacional dado el gran poder político y económico que ha demostrado el clan Ramos en Antioquia y su cercanía con el uribismo y con el propio Álvaro Uribe Vélez.

Con la presentación del impedimento el magistrado Torres se haría demostrado lo que se ha denunciado por varios jueces en diversas ocasiones y en diversos procesos en torno a la presión indebida que deben soportar y que es provocada, sobre todo, por familias tradicionales en la política regional y nacional.