Por no demandar caso de hidroeléctrica en Panamá, investigarán a exmiembros de junta de EPM

Según la Contraloría de Medellín, el proyecto pasó de requerir una inversión de 50 millones de dólares a costar 365 millones de dólares.

En los últimos días se conocieron dos situaciones que enfrenta EPM frente a las inversiones que realizaron en el exterior con proyectos y filiales.

La advertencia la emitió la Contraloría General de Medellín, indicó que “a la pérdida de inversión en la empresa mexicana Ticsa, se le suma un proceso de responsabilidad fiscal de un proyecto en Panamá”.

Resulta que el mismo ente de control adelanta un expediente para investigar y determinar la responsabilidad de la antigua Junta Directiva de EPM por los sobrecostos que se generaron en la construcción del Proyecto Hidroeléctrico Bonyic en Panamá.

Twitter

Según el ente de control, el proyecto pasó de requerir una inversión de 50 millones de dólares a costar 365 millones de dólares.

El Alcalde Daniel Quintero aseguró que “en su momento los miembros de la junta no demandaron a los constructores, Conconcreto e Integral por ser aliados estratégicos, pero ahora les va a tocar pagar a ellos”.

Además, el mandatario paisa comparó este caso con el de Hidroituango donde se adelanta una demanda contra los constructores por 9,9 billones de pesos.

“Cuando llegó el problema de Hidroituango algunos decían, ‘no demande’. Pero en dos o tres años estaría la Contraloría diciéndome a mí ‘usted no quiso demandar, venga entonces pague usted’”, explicó el alcalde que concluyó que “algunos de la Junta tienen para pagar 200,000 millones de pesos porque tienen plata, yo no”.

Quintero también se refirió a la situación de la filial Tisca en México y aseguró que, aunque no se puede subestimar la situación que se presenta con la empresa, se ha visto afectada la rentabilidad de la filial más no el valor de la compañía que ha continuado con el desarrollo de varios proyectos, sobre todo en Colombia.