Por estas imágenes investigan a policías que amenazaron a estudiantes con armas de fuego

Las directivas de la Universidad de Cundinamarca (UDEC) denunciaron que personas ajenas al centro superior de enseñanza fueron los responsables de los desmanes registrados el pasado miércoles en su sede en el municipio de Soacha.

A la vez denunciaron “la indebida y desproporcionada de la fuerza al ingresar sin autorización a las instalaciones universitarias”.

Al efecto, en un comunicado, el Consejo Académico de la universidad afirma que la Policía Nacional reconoció que su ingreso a las instalaciones de la Universidad se llevó a cabo sin la autorización de las directivas Institucionales.

Andrés Rodríguez, uno de los estudiantes afectados por un impacto de bala que recibió en la pierna, cuenta que encapuchados entraron a la sede de la institución en Soacha y ahí se desató el caos.

“Yo estaba estudiando, estaba dentro de la biblioteca hablando con mis compañeros. De un momento a otro, escuché explosiones y pasaron encapuchados gritando cosas, que iban a armar la protesta”, relata el estudiante que resultó afectado.

Agrega que varios policías sellaron la puerta principal de la Universidad de Cundinamarca. “Empezaron a tirar piedra de un lado a otro”, señala.

Luego, dice, ocurrió el aƅuso de autoridad: “Había un policía, que sí reconozco muy bien, que estaba disparando de frente hacia nosotros. Era el único que estaba sin casco y con un arma de fuego”.

El joven tuvo que ser trasladado a un hospital de la zona en donde le dijeron que, por fortuna, la ƅala no comprometió músculo o hueso alguno.

Sobre la situación que se registró en el claustro, el Consejo Académico de la UDEC expidió el siguiente comunicado:

En sesión extraordinaria del día 04 de septiembre de 2019, el Consejo Académico rechaza categóricamente y denuncia públicamente los graves hechos ocurridos en la Universidad de Cundinamarca – Extensión Soacha, como una viσlación a la autonomía universitaria y a la integridad personal de sus estudiantes, docentes y administrativos, producto de la presencia de personas ajenas a la universidad que generaron desmanes y de una actuación indebida y desproporcionada de la fuerza pública al ingresar sin autorización a las instalaciones de la universidad.

Estas circunstancias deben ser investigadas y sancionadas por las autoridades competentes porque van en contravía de los valores de la Universidad de Cundinamarca, comprometida en formar para la vida, los valores democráticos, la civilidad y la libertad.

Por consiguiente, afirma:

1. La Universidad de Cundinamarca defiende los derechos, la vida e integridad física de los estudiantes y de toda la comunidad universitaria. Por lo tanto, no admite el ingreso a sus instalaciones de la fuerza pública ni agentes externos sin autorización conforme a la Constitución, la ley y los tratados internacionales.

2. La Universidad promueve la participación de nuestros estudiantes en un escenario libre de viσleηcia para la construcción de una sociedad que defiende el debate de ideas y la crítica civilizada.

3. El Doctor Fabio Gil, director de la Extensión Soacha, después de los hechos viσleηtos de esta mañana, se reunió con:

a. Representantes de nuestros estudiantes
b. Secretaría de Gobierno Municipal de Soacha
c. Policía Nacional
d. Representantes de Derechos Humanos
e. Personería Municipal de Soacha

En estas reuniones, la Policía Nacional reconoció que su ingreso a las instalaciones de la Universidad se llevó a cabo sin la autorización de las Directivas Institucionales. Así mismo, la Policía Nacional se comprometió a adelantar las investigaciones correspondientes del caso y la Personería Municipal Soacha a realizar el respectivo seguimiento.

4. Reiteramos nuestra posición institucional en defensa de los derechos fundamentales de la comunidad universitaria y hacemos un llamado a continuar las actividades académicas de nuestros estudiantes y docentes con total normalidad, así como el derecho al trabajo de nuestros funcionarios.

Finalmente, la Universidad defiende su comunidad e instalaciones como territorios de paz y de diálogo formativo.