Por culpa de Coronavirus, cuerpo de león Júpiter se encuentra congelado

Aunque el pasado 18 de mayo se cumplieron 2 meses del deceso de Júpiter, el león más amado de Colombia, a la fecha aún no ha podido ser sepultado y su cuerpo permanece en una nevera congelado.

Pues debido a la pandemia del Coronavirus, se atrasó la investigación y ha sido imposible practicarle la necropsia por lo que permanece en un cuarto frío del Departamento Administrativo de Gestión de Medio Ambiente (Dagma), en Cali.

Ana Julia Torres, la mujer que crió a este felino, asegura que no se ha podido continuar con el proceso de indagación que permitirá esclarecer qué fue lo que realmente pasó con Júpiter.

Júpiter alcanzó a mostrar mejoría / Twitter

“Han pasado 2 meses y tú cuerpecito reposa en una nevera, en espera de los resultados de necropsia y así poderte sepultar”, escribió Torres en la página oficial de Facebook del refugió Villa Lorena desde el pasado lunes 18 de mayo.

Ana Julia también pidió a las autoridades que se haga justicia por la presunta negligencia de las entidades ambientales que dejaron en completo abandono a Júpiter y le habrían causado la muerte.

“Pido que paguen los responsables. Que se haga justicia por habérselo llevado, por no hacerle seguimiento, por haberlo dejado así, por no haberle dado cuidados; por la gente en Montería que no le hizo tratamiento médico y por el Dagma que no estuvo pendiente”, añadió.

Torres planea sepultár a Júpiter en el refugio donde creció y lo cuidó. Allí planea hacerle un homenaje y espera que su caso se convierta en símbolo de la lucha contra el maltrato animal.

Ana Julia y Júpiter en Villa Lorena / Facebook

“Será un homenaje bonito y se sepultará allí. La muerte de él no puede ser en vano y tiene que ser un símbolo para que no mueran más animales”, sostuvo.

El león, que le fue quitado a su cuidadora por el Dagma, perdió más de 100 kilos en 10 meses y tras una movilización social, las autoridades lo llevaron de nuevo a la capital del Valle del Cauca.

Recordemos que el deceso de Júpiter se produjo el miércoles 18 de marzo, en instantes en que recibía atención médica en el hogar de paso que le fue habilitado por el Dagma para atenderlo tras su llegada procedente del parque zoocriadero Los Caimanes, sur de Córdoba donde permaneció durante 11 meses.