Plataformas de apuestas en línea prohibieron el número de Uribe para chances

Una vez el expresidente y actual senador Álvaro Uribe Vélez publicó en su cuenta de Twitter el número con el que quedó reseñado como preso, las redes sociales empezaron a registrar un gran número de publicaciones sobre personas que, con esos números, decidieron probar suerte y jugar la lotería o el popular chance.

En Twitter, por ejemplo, son numerosos los usuarios que han publicado al respecto. Sin embargo, muchas de esas personas afirman que, aunque intentaron hacer la apuesta, ya los números estaban bloqueados.

El número con el que el exjefe de Estado es procesado es el 1087985, por lo que la gente que se le midió a la lotería o chance jugó dos combinaciones: 1087 o 7985.

Cientos de personas, a favor o en contra de que el Inpec le hubiera asignado al expresidente un número como reo en domicilio, anunciaban su apuesta por la combinación numérica que convirtieron en amuleto.

Incluso en los comentarios de los ciudadanos en redes sociales también anotaban que se irían por el Baloto, el cual pide seis números del 1 al 43 y una superbalota del 1 al 16, por lo que indicaban que harían su propia combinación.

La publicación del expresidente

Desde la mañana de este miércoles, el senador Álvaro Uribe publicó en su cuenta de Twitter una fotografía con la que fue reseñado por las autoridades penitenciarias como preso.

En su mensaje, el mandatario afirmó que fue reseñado como preso #1087985 “por confrontar testimonios en mi contra comprados por Farc, su nueva generación y sus aliados. Sin pruebas, solo inferencias. Me interceptaron ilegalmente. Impidieron a abogados contrainterrogar a su principal testigo. Pido transparencia”.

Hay que recordar que el caso Uribe se remonta a una denuncia que hizo ante la Corte Suprema contra el senador Iván Cepeda por injuria, calumnia y fraude procesal, después de un debate sobre paramilitarismo en septiembre de 2014.

La Corte declaró víctima al senador Cepeda y ordenó investigar al expresidente Álvaro Uribe porque presuntamente era él quien había buscado falso testimonio de exparamilitares.