Piden a la UNESCO que páramos del país sean declarados patrimonios de la humanidad

Solicitud ante la UNESCO es encabezada por la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, junto al gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo.

Alcaldes y gobernadores de todo el país, liderados por la mandataria de Bogotá, Claudia López y el gobernador del departamento del Magdalena, Carlos Caicedo, invocarán ante la UNESCO la protección de los 36 páramos de Colombia, con el fin de que sean declarados patrimonio natural nacional y de la humanidad.

También participan los alcaldes Juan Carlos Cárdenas de Bucaramanga y Carlos Marin de Manizales, quienes durante las últimas horas han puesto sobre la mesa la necesidad de proteger férreamente las fuentes hídricas de nuestro país tras la posibilidad que en cercanías del páramo de Santurbán se ejecute un proyecto de explotación minera.

A través de redes sociales, los funcionarios expresaron su unión ante la propuesta, que busca cerrar la posibilidad de explotación de recursos mineros en estos lugares donde se produce el agua.

Páramo de Santurbán / Google

“Lo que estamos pidiendo es que haya un tratamiento de sentido común para el 2% del territorio de Colombia, que representa la mitad de los páramos que tiene el planeta. La declaratoria nos obliga a reconocerlo como un patrimonio que se tiene que proteger”, dijo Claudia López a través de una videoconferencia.

“Invito a alcaldes y gobernadores de Colombia a solicitar juntos a la Unesco a declarar la Sierra Nevada y los 36 páramos del país, patrimonio natural de la humanidad y reserva de biosfera”, comunicó el gobernador de Magdalena, Carlos Caicedo.

“El cambio climático es una realidad mundial y debemos proteger nuestros territorios, el medioambiente, el agua y la vida”, declaró por su parte el alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas.

El trámite de licencia ambiental se encuentra actualmente en evaluación, por parte de la Anla. La autoridad será la encargada de definir si otorga el permiso a Minesa para explorar oro y otros minerales cerca a este páramo que abastece de agua a gran parte del nororiente colombiano.

Es de recordar que en el año 2017 la Procuraduría General de la Nación también le solicitó al Organización de las Naciones otorgar el título de Patrimonio Natural de la Humanidad a todos los ecosistemas de páramos ubicados en el país.

Para ese entonces, el Ministerio Público “con la inclusión de estos sitios naturales en la lista de Patrimonio Mundial, se busca preservar la biodiversidad de los páramos, la cual se encuentra amenazada por la intervención del hombre”.

La petición se hizo a través de una carta enviada a directora general de la Unesco, Audrey Azoulay, el Procurador Delegado para Asuntos Ambientales, Gilberto Blanco Zúñiga, en la que advirtió que si bien el gobierno colombiano ha venido trabajando en la delimitación de dichos ecosistemas desde el año 2014 para su protección, “a la fecha se continúa desarrollando en los páramos actividades antrópicas […] sin que el gobierno nacional, pese a la construcción de un marco normativo sobre la materia, pueda regularlo”.

La entidad aseguró que este reconocimiento internacional le permitiría a Colombia recibir asistencia técnica y económica para lograr la recuperación de los páramos que siguen siendo afectados por la minería, la ganadería y la agricultura y advirtió que “está en juego la oferta hídrica nacional, de la cual se abastece el 80% de la población del país”.