Perito experto entregó impactante conclusión respecto al accidente donde murió Martín Elías

El cantante vallenato falleció en 2017, luego de que el conductor que lo transportaba de un concierto en Tolú perdiera el control del vehículo en vías del departamento de Sucre.

A un poco más de un mes de que se cumplan cuatro años de la trágica muerte del cantante Martín Elías Díaz, se conocieron nuevos detalles que refuerzan la posición sostenida por la Fiscalía de que se trató de un homicidio culposo por exceso de velocidad.

En este proceso, el señalado es Armando Quintero, quien conducía el vehículo en el que se desplazaba el joven artista con otro grupo de tres personas, sobre la vía San Onofre (Sucre) – Lorica (Córdoba).

Pues bien, en la tercera sesión del juicio oral que busca aclarar los hechos que desencadenaron la muerte de Martín Elías, un perito topógrafo del grupo élite de la Dirección de Tránsito de la Policía Nacional proporcionó los detalles exactos del accidente.

El accidente ocurrió en abril del 2015 / El Heraldo

En el desarrollo de los interrogatorios, el perito experto entregó 15 resultados de la actividad investigativa, la cual se llevó a cabo desde el 18 de abril de 2017. Entre las conclusiones de dicha labor se destacan las siguientes:

“El sector exacto del accidente presenta una velocidad máxima de operación de 50 kilómetros por hora”. En la sesión anterior del juicio oral, el perito de reconstrucción de accidentes concluyó que el vehículo se desplazaba a una velocidad aproximada de 152 km/h.

Desde el inicio de las evidencias hasta la posición final del vehículo, este recorrió una distancia total de 212,55 metros. Adicionalmente, se manifiesta que el carro, prácticamente, voló: la sumatoria de los espacios entre las huellas dejadas por el vehículo, las cuales indican que se desplazaba por el aire, dan un total de 75 metros con 38 centímetros.

Otros resultados

Otro de los resultados que presentó el perito experto en el último juicio oral indica que el sector donde ocurrió el hecho tiene una recta hasta el sitio del accidente de mínimo 8.000 metros de largo, “lo que muchas veces resulta monótono en la conducción”.

Además, desde el sector conocido como ‘Tolú Viejo’ hasta el sitio del accidente hay una distancia de 34 kilómetros. Este tramo presenta varios sectores con deformaciones en la carpeta asfáltica, huecos, fragmentación, ondulaciones y demás, lo que genera un tránsito inseguro por el sector.

Armando Quintero, conductor de Martín Elías / CP

“El sector del accidente presenta un hueco de 12 × 25 centímetros y 5 centímetros de profundidad, sobre la parte media del carril derecho, sentido Tolú Viejo – San Onofre, contra el cual impactaron las llantas izquierdas de la camioneta”, expresa el informe.

En los últimos tres puntos de los resultados del informe se describen otras características del tramo que condicionan la conducción y demandan mayor responsabilidad del conductor.

“Cerca del lugar del accidente no se hallan entradas de casas o veredas, de donde pueda haber salido algún otro actor vial. La visual del sector y a la hora del accidente es de la totalidad de la recta, por lo que si existe algún otro actor vial, es perceptible desde todo punto de vista”.

Agrega: “Si hubiese existido otro actor vial en el hecho, este debió haberse percibido desde muchos metros antes del sector donde el vehículo perdió el control”.

Más detalles del proceso

A la posición de la Fiscalía se opone la de la defensa del conductor Armando Quintero, que pretende demostrar que la muerte de Martín Elías se dio por negligencia médica. Para ello, manejó la intención de exhumar el cuerpo, pero el apoderado desistió.

La razón, según explicó, es que lo que se busca establecer en una segunda necropsia se puede determinar con el interrogatorio a los médicos del hospital de San Onofre (Sucre) y en la clínica Santa María, de Sincelejo, donde atendieron a Díaz.

Martín Elías Díaz / CP

Hay que recordar que en un informe anterior, sustraído de los datos que arrojan los equipos del vehículo, la camioneta iba exactamente a 159 kilómetros por hora hasta 3,2 segundos antes del accidente. Y que en el momento en el que este ocurrió registró una velocidad de 116 kilómetros por hora.

El homicidio culposo contemplado en el artículo 109 del Código Penal, en calidad de autor, tiene pena de prisión de 32 a 108 meses y multa de 26,66 a 150 salarios legales mínimos mensuales vigentes.

Aún son varios los testigos que le restan al ente acusador para luego continuar con la práctica de las pruebas de la defensa. La siguiente sesión se llevará a cabo el próximo 11 de marzo | El Tiempo