Millonaria multa a político que afectó el patrimonio histórico de Barichara, Santander

El exconcejal de Barichara, Otoniel Bayona Macías, deberá pagar una multa de $165 millones por construir 10 locales comerciales en zona de influencia del casco histórico de dicho municipio, sin contar con la respectiva autorización.

Según la Dirección de Patrimonio del Ministerio de Cultura, la construcción que se realizaba de varios locales comerciales, rompían las normas de fachada y diseño que hacen a Barichara como el ‘pueblito’ más lindo de Colombia.

“Declarar responsable al señor Otoniel Bayona Macías, en la calidad de propietario para la época de intervención del predio ubicado en la zona de influencia del Centro Histórico de Barichara, bien de interés cultural del ámbito Nacional, al incurrir en la falta establecida en el artículo 15 de la Ley 397 de 1997, contra el patrimonio cultural de la Nación, materializada con la intervención sin autorización del Ministerio de la Cultura”, resuelve Nelson Ballen, jefe de la Oficina Jurídica del Ministerio de Cultura.

La obra está ubicada en toda la entrada al municipio. Foto Vanguardia Liberal

De igual forma, el Ministerio compulsó copias a la Procuraduría General de la Nación para que se investiguen las posibles faltas en la que pudo incurrir la ingeniera Diana Marcela Albarracín, secretaria de planeación y obras públicas en Barichara al momento de otorgar la licencia de construcción.

Se ve muy fea la entrada a Barichara con esos ladrillos que se ven tirados, se ve muy desordenado, que solucionen rápido esa construcción, que la tumben o la arreglen porque nos daña la imagen del pueblito”, dijo un habitante de Barichara.

Otoniel Bayona, exconcejal de Barichara. Foto: El Frente

En el 2017, el medio santandereano, Vanguardia Liberal, dio a conocer el caso de la construcción de los locales comerciales que se levantaban sobre la vía que da acceso al municipio y que además ya estaba advertido por los habitantes de Barichara.

Ante esta denuncia, en mayo de 2017, la Procuraduría delegada para asuntos Civiles y Laborales, le solicitó a la Alcaldía de Barichara suspender las obras de construcción de los 10 locales comerciales que adelantaba el hijo del un concejal.

En ese entonces, la comunidad manifestaban sentirse en peligro y que habían recibido aɱenazas por parte del entonces concejal del Partido Conservador, debido a que denunciaron la situación.