Mi sobrina de 13 a帽os y su beb茅 馃懚馃徏


Por: Alejandro Toro (Instagram: @alejoavanza), Conferencista

Una vez lleg贸 mi sobrina a la casa con un beb茅 que le entregaron en el colegio, era de mentiras, pero lloraba, hab铆a que cambiarle pa帽ales, hacerlo dormir, darle comida, era una locura para ella y a todos al final, nos toc贸 cuidarlo como parte del trabajo para sensibilizar sobre el embarazo adolescente.

Muy bonito y pr谩ctico el experimento pero no se imaginan la ira que me dio cuando me enter茅 que solo se lo hab铆an dado a las mujeres del sal贸n, eso me pareci贸 indignante, el mensaje no pod铆a ser m谩s machista e irresponsable, s铆 es mujer y queda en embarazo es su culpa, para que se dej贸 embarazar.

Yo fui al colegio en Caicedo (Medell铆n) y le dije a la profesora que c贸mo se atrev铆an a hacer eso s贸lo con las mujeres y la respuesta fue a煤n m谩s triste, “es un proyecto de la alcald铆a y as铆 hab铆a que hacerlo porque no ten铆an suficientes beb茅s”.

Para no alargarles la historia y esa indignaci贸n que me dio, aunque mi hermano dijo que dejara as铆, all谩 le dej茅 su mu帽eco llorando al “se帽or” rector.

En la actual campa帽a de la alcald铆a, ver hombres embarazados con su barriga de mentiras, sintiendo la responsabilidad, el peso y el amor que se necesita para cargar un beb茅, quiz谩s modifique lo cultural y ojal谩, hasta lo neuronal.

Esta campa帽a de la Gestora Social me encanta, en una ciudad donde el embarazo pareciera que es asunto de madres y abuelos y a los pap谩s se les permiten culturalmente ser ausentes y continuar su vida normal, es momento que sientan que el problema no es el embarazo como tal, sino aquellos que no planeados y a煤n peor y triste, los ni帽os y ni帽as no deseados ni queridos.

No conozco todos los detalles de la propuesta pero me encanta al menos como se lanzan a equilibrar la balanza, por eso sugiero, si no lo han pensado a煤n, aunque espero que s铆, que tambi茅n tengan una propuesta de sensibilizaci贸n desde lo legal y lo econ贸mico porque tristemente a muchos hombres lo que m谩s les duele es tener que cubrir la manutenci贸n.

Se imaginan que hombres en el colegio tengan que entregar una cuota durante un mes aparte de llevar su barriguita, o en las empresas muestren en un experimento social que les quiten algo del salario a unos empleados dici茅ndoles que les result贸 una beb茅 y deben consignarle a la mam谩 (al menos para verles la cara).

Son sugerencias pero hasta ahora lo hecho me encanta, porque ser pap谩 no es un acto biol贸gico sino emocional, de responsabilidad y sobretodo un proyecto de vida, que por experiencia propia he amado con una intensidad que me cambi贸 la existencia.

#AvantiPiuAvanti


Este art铆culo refleja 煤nicamente la opini贸n del autor y no compromete el pensamiento ni los puntos de vista de El Pregonar