Medellín está transformando cárceles en Universidades

El lugar donde antes funcionaba la cárcel de mujeres se inauguró como universidad este 2 de Agosto

La gran apuesta de infraestructura para la educación superior ubicada entre las comunas 12 (La América) y 13 (San Javier) fue inaugurada hoy por el Alcalde Daniel Quintero, quien informó que esta universidad será operada por la red de universidad adscritas a la red de instituciones de educación pública del Municipio de Medellín: el Pascual Bravo, el ITM y el Colegio Mayor de Antioquia.

La ciudadela ofrecerá 8.000 nuevos cupos, este proyecto también tiene particularidades ambientales: todas las fachadas se diseñaron usando tecnología y software para optimizar recursos naturales, para aprovechar la luz y la ventilación natural.

Asimismo, esta universidad está vinculada con la estación San Javier del metro y uno de los principales corredores de la ciudad: la avenida San Juan, lo que trae beneficios en materia de movilidad para los alumnos. Y, además, complementa la oferta educativa de la zona, pues está al lado del Parque Biblioteca San Javier y cercano a distintos colegios.

Los distintos espacios que conforman la ciudadela son independientes unos de otros, pero conforman un todo, la obra también cuenta con un parque público para el uso y el disfrute de la comunidad, que se complementa con ciclorrutas, rutas de trote y andenes.

Operarán allí cuatro jornadas, diurna, tarde, noche y fines de semana, de aproximadamente 2.000 estudiantes cada una, así las instituciones vinculadas ofrecerán programas técnicos, tecnológicos y profesionales. Además, de generar espacios de encuentro académico, cultural, deportivo y social.

La capital paisa por fin parece concluir su viejo anhelo: la creación de lugares transformadores de barrio, ubicados en zonas de estratos medios y bajos, en estos espacios, las personas de la comunidad se beneficiarán de los servicios que allí se ofrecen, así como los estudiantes que se formarán en educación superior flexible y pertinente para la ciudad.

Por lo tanto, Medellín transformó este espacio donde antes estuvieron recluidas miles de mujeres que se relacionaban con violencia, para convertirlo en el centro educativo público centralizado más grande que se ha ejecutado en los últimos años.

Así entonces, Medellín, a pesar de que todavía tiene grandes retos por resolver, es la segunda mejor ciudad universitaria del país. Así lo reconoció el Índice Cómo Vamos de Ciudades Universitarias (ICU 2021), que mide no solo la calidad de las instituciones educativas de nivel superior, sino también todos los factores que afectan o benefician la vida universitaria.

Se cumple así el propósito de la Alcaldía en convertir espacios obsoletos en centros de educación y desarrollo universitario para el beneficio de la juventud en Medellín.