Me dijeron que en el CAI lo molieron a golpes: amigo de abogado asesinado por policías

La muerte de Javier Ordónez, ocurrida en el occidente de Bogotá, causa indignación por el actuar de los policías.

Juan David Uribe fue la persona que grabó la agresión policial en Bogotá, que terminó con la muerte del abogado Javier Ordóñez en la localidad de Engativá, en el occidente de la ciudad.

En diálogo con la emisora Blu Radio, el joven entregó detalles de cómo ocurrieron los hechos, por los cuales los dos policías ya fueron suspendidos.

“Estábamos compartiendo unos tragos, salimos a comprar más. Pasó una patrulla y nos pidió documentos, se los pasamos. Uno de los oficiales le dijo a mi amigo: ‘de esta no se salva’. Mi amigo (Javier) le dijo, pues les pago el comparendo. Si sintieron agredidos no era el hecho para que le dieran los cinco choques eléctricos”, dijo.

Al abogado lo habrían asesinado en el CAI de Villa Luz / Google Maps

Agregó que, tal como se observa en el video, él y las demás personas que se encontraban en ese momento les gritaban a los policías que se detuvieran, pero no hicieron caso.

“Otro amigo estaba grabando, un policía vino por detrás, le quitó el celular, lo esposó y lo subió a la patrulla. A mí me iban a hacer lo mismo, pero yo me metí al conjunto”, explicó.

Agregó que luego de unos minutos él se fue caminando hasta el CAI de Villa Luz, en donde su amigo, el que se llevaron por grabar con el celular, le dijo que a Javier Ordóñez lo habían “molido” a golpes.

CP

“Cuando llego al CAI mi amigo estaba desmayado y mi otro amigo, el que habían esposado, el que estaba grabando, me dijo: ‘lo acaban de moler a golpes’. Les dije que me ayudaran a llevarlo al menos a la clínica. Si no llego ni siquiera lo llevan. Lo subimos a la patrulla, llegamos a una clínica y el médico salió casi inmediatamente y dijo que había fallecido”, relató.

Agregó que el médico le dijo que había muerto por los golpes que le habían propinado.

El coronel Alexander Amaya, comandante operativo de la Policía, confirmó que se abrirá una investigación para determinar si hubo abuso de fuerza por parte de los patrulleros relacionados con el caso.

“Unas de estas personas son conducidas hasta el CAI, una presenta molestias en su salud física y de inmediato es trasladada al centro médico más cercano. Lastimosamente llega sin signos vitales”, detalló el coronel Amaya.

Por su parte, el coronel Álvaro Borja, comandante encargado, dijo que “la Policía Metropolitana, ante los hechos que se presentaron en la localidad de Engativá, han tomado las siguientes determinaciones, primero, suspender de la actividad operativa y pasar a actividades administrativas a los policías que se encuentran inmersos en estos hechos que han sido denunciados”.