Llegó a Bogotá David Murcia a seguir pagando condena por lavado de activos

En horas de la mañana de este martes 25 de junio, llegó a Colombia procedente de Estados Unidos, David Murcia Guzmán, la cabeza detrás de la captadora de dinero DMG.

Murcia, que pagó una condena de 9 años en Estados Unidos, tendrá que responder ante las autoridades colombianas por los ɗelitos de lavado de activos y captación masiva de dinero.

El cerebro de una de las mayores estafas que ha tocado al ciudadano del común, llega a responder por los pendientes que dejó con la justicia colombiana.

Cabe recordar que Murcia Guzmán tiene una condena pendiente de 22 años en nuestro país por los mismos ɗelitos, por lo que será presentado ante un juez de ejecución de penas en Bogotá.

Murcia Guzmán fue condenado inicialmente a 30 años y 8 meses de prisión en 2009, que luego la Corte Suprema de Justicia redujo, en 2016, a 22 años por errores técnicos.

La historia de Murcia empezó el 8 de abril de 2005, cuando se creó la sociedad Grupo DMG S.A., con variado objeto social y un capital de $100 millones, cuyo mayor accionista era David Eduardo Helmut Murcia Guzmán.

El 5 de diciembre de 2005, apenas ocho meses después de creada, la sociedad recibió una inyección de capital de parte de sus socios de $1.135 millones, sin que desarrollara su objeto social, ni generara ingresos operacionales.

El lío fue que el capital se recibió como préstamo y Murcia no tenía con qué responder. Según los expedientes judiciales, el capital de la compañía aumentó a $2.696 millones, por consignaciones en efectivo fraccionadas desde lugares como Puerto Asís, Mocoa y La Hormiga, en Putumayo, o Montelíbano y Montería, en Córdoba.