Le construyeron su casa a humilde hombre al que humillaron dándole comida para perro

La historia se volvió viral en redes luego de que una usuaria de Facebook compartiera lo sucedido.

El pasado 21 de julio se volvió viral en redes sociales la historia de un hombre de la tercera edad que pidió ayuda para comer en la ciudad de Chetumal, ubicada en el estado mexicano de Quintana Roo.

La respuesta de una persona fue darle comida para perros, lo cual desató una polémica que se conoció en varios países, principalmente los de habla hispana.

La situación fue publicada por una usuaria de Facebook de nombre Elian Cruz. “Don José llegó a mi domicilio pidiendo pan para acompañar su cena. Fue ahí donde me di cuenta de lo que él tenía en las manos, era comida para perros con arroz”.

Don José, que hace menos de un mes andaba por las calles de Chetumal (México) pidiendo comida / Facebook

Fue así como la joven decidió realizar una publicación exponiendo lo sucedido y haciendo un llamado a la solidaridad por parte de los habitantes en esta época de pandemia.

Según Cruz, la publicación tenía como finalidad “que más gente logre ver y analizar la falta de moral que existe hoy en día hacia los adultos mayores”.

Pero la historia no terminó ahí, ya que a varios habitantes de la zona les llegó el mensaje de Elian Cruz y decidieron ayudar a José Adán Barrera Méndez, mejor conocido como don José.

Estas personas decidieron obsequiarle una vivienda digna, ya que el hombre vivía en unas condiciones precarias en un lote abandonado.

Wilbert Martínez, una de las personas que ayudaron a don José, le aseguró: “Yo publiqué en redes sociales para que mis contactos depositaran dinero en una cuenta y poder enviárselo a Fabian Loezza, que había encontrado a don José”.

Además puntualizó que “con un dinero que nosotros dimos y con el que reunimos se le compró la camiseta del Chivas (su equipo de fútbol favorito), zapatos, comida y parte de los materiales para hacer la casa”.

Martínez es de Salvador y actualmente reside en California, pero desde la distancia hizo todo lo posible para ayudar a don José. Esta fue su publicación en Facebook, celebrando que él estaba mejor gracias a la ayuda de su comunidad.

Fabian Loezza, el hombre que lo encontró para invitarlo a cenar, dijo: “Don José ahora está muy bien. Ya tiene su casita, su piso de cemento, su puerta y su candado. Yo cada que puedo voy a verlo. Le llevo ropita, le llevo comida y así”.

Wilbert Martínez también aseguró que don José ya tiene la llave de su casa y está muy feliz por la ayuda que recibió de parte de su comunidad.

Finalmente, muchas personas de la zona se unieron para colaborar con la labor de la casa de don José. Además, le enviaron comida y víveres, pues hace semanas andaba por las calles de Quintana Roo sin un hogar.