La rumba en la que se contagiaron de Coronavirus los hijos de la elite chavista venezolana

AP

Pasaron la semana en una fiesta repleta de sexo y drogas: bailando en playas de arena blanca y retozando en una paradisíaca isla caribeña, Los Roques, con prostitutas llegadas de Europa. Algunos se hicieron selfies con famosos artistas de reguetón.

Se trata de los descendientes de la elite chavistas, incluidos hijos de ministros, los llamados “bolichicos”. Ellos no lo sabían, pero estos hijos de la clase alta gobernante de Venezuela se estaban contagiando por Coronavirus en pleno mes de marzo.

Hasta la fecha, el virus se ha cobrado solo siete muertes confirmadas en Venezuela, una cifra cuestionada por la oposición, que considera que es más alta. Pero existe un gran potencial para que la pandemia desborde un sistema de salud ya paralizado, donde los hospitales carecen de agua, electricidad y suministros.

No está claro cuántas personas enfermaron el mes pasado en el archipiélago de Los Roque, pero esta fiesta por todo lo alto se convirtió en un foco de infecciones y ha generado polémica y preocupación al nivel más alto del gobierno de Nicolás Maduro.

“Hubo una fiesta, en una isla, y prácticamente todos en la fiesta dan positivo”, reconoció Nicolás Maduro en la televisión estatal el 20 de marzo, quien recomendó a los asistentes que estuvieron en contacto con los contagiados que “se aíslen voluntariamente para cortar la cadena de contagio”.

Isla Los Roques, Venezuela / Google

Tres días después, cuando las lamentables imágenes de la fiesta subidas a Instagram se filtraron bajo el hashtag #CoronavirusParty, el presidente restó importancia al suceso. “¿Quién va a criticar una fiesta? No sabían que estaban enfermos”, dijo Maduro.

Las fiesta en Los Roques fueron organizadas por varios empresarios conectados con el régimen, dijeron a Associated Press -AP- dos fuentes cercanas a quienes participaron de la fiesta, pero que pidieron no revelar su nombre para evitar represalias.

Uno de los participantes que quedó al descubierto, según publicaciones en redes sociales con la etiqueta #CoronavirusParty, es Jesús Amoroso, hijo del principal funcionario anticorrupción de Maduro.

Incluso, hay fotos de Amoroso con los cantantes de reguetón Zion y Justin Quiles, aunque los portavoces de los artistas negaron participación en la “estridente” fiesta y explicaron que estaban en Los Roques grabando un video musical y además ambos dieron negativo para el virus.

Las dos personas con las que habló AP dijeron que las trabajadoras sexuales venezolanas venían de Madrid y Londres y fueron trasladadas justo antes de que se cerrara las fronteras en España.

Por último, The Associated Press indica que la semana pasada la policía de Caracas arrestó a varias personas que estuvieron en la fiesta de Los Roques, incluida la presunta “”mademoiselle” de las preguntas de lujo, después de terminar una fiesta de varios días en una casa de lujo en Caracas.

Los agentes encontraron una pistola, píldoras de éxtasis y ocho mujeres pertenecientes a una presunta red de prostitución, según el informe policial. De los 18 arrestados por violar la prohibición de Maduro en grandes fiestas, dos dieron positivo por el virus, según la policía.