La niña que vivió con su cuello torcido en 90 grados y que ahora goza de buena salud

Cuando su caso se hizo internacional, la pequeña pudo recibir intervención médica, la cual se llevó a cabo con éxito pese a tener solo 50% de probabilidades de sobrevivir.

Afsheen Gul, una niña de Pakistán de 13 años, durante casi toda su vida ha estado con el cuello torcido en un ángulo de 90 grados. Sin embargo, y afortunadamente, una intervención médica ha mejorado su situación.

La menor, que tiene parálisis cerebral, también padece una extraña condición que hizo que su cuello se doblara y se mantuviera de esta manera.

Según los diagnósticos que dieron los especialistas que la atendieron, se cree que sufrió un trastorno que le provocó la torcedura, conocida médicamente como dislocación rotatoria atlanto-axial (AARD).

El problema apareció cuando tenía solo ocho meses y se lesionó el cuello mientras jugaba.

Por la situación económica de sus padres, en un inicio no pudieron consultar con un médico y, finalmente, la llevaron a un curandero local. Pero no tuvo ningún resultado, consignó The Daily Mail.

Desde ese momento, incapaz de mantener la cabeza erguida, Afsheen vivió con un dolor constante y tuvo dificultades para desarrollar sus diferentes actividades: comer, ir al baño e, incluso, caminar.

Tampoco pudo ir a la escuela, por lo que se vio obligada a pasar sus días en su casa. Ahí vive junto con su hermano y su madre. Su padre murió el 2020.

Sus familiares hacen todo lo posible por brindarle apoyo para satisfacer ciertas necesidades básicas, como la alimentación.

Una nueva vida

Su caso traspasó las fronteras de su país en 2016. En ese momento, se creó una página de GoFundMe para ayudar a su familia a pagar la cirugía.

En febrero de 2018, con lo que se recaudó, la llevaron al Hospital Apollo, en la India, en donde los especialistas dijeron que la operarían. Sin embargo, le dieron un “50 por ciento de posibilidades de supervivencia”.

A pesar de ello, no fue intervenida debido a la pandemia, hasta el 2021. El doctor Rajagopalan Krishnan, excirujano de columna del Servicio Nacional de Salud británico, la diagnosticó de manera oficial con AARD.

“Su hermano Yaqoob se puso en contacto conmigo después de ver un documental que mostraba que había operado con éxito a un niño con una condición similar”, manifestó el experto.

Yaqoob y Afsheen pasaron en India los últimos cuatro meses del año pasado para llevar adelante el tratamiento.

La operación en la que unieron su cráneo con su columna vertebral se efectuó el 28 de febrero pasado y duró alrededor de seis horas.

“En general, todos estamos felices. Hubo una compresión terrible en la médula espinal, por lo que durante la cirugía fue vital que preserváramos la médula espinal. Y luego caminó unos pasos tres días después y sentimos una gran sensación de alivio”, explicó Rajagopalan en redes sociales.

La pequeña Afsheen, actualmente, mediante su cuenta de Instagram, agradece a sus seguidores por haberle brindado la ayuda que necesitaba para recuperar la movilidad de su cuerpo.

Por ahora, su recuperación está en proceso, pero se espera que, paulatinamente, la niña pueda desempeñar las labores cotidianas que su condición le impidió por mucho tiempo, y llevar una vida que siempre anheló.