La alcaldesa Claudia López levantó el “pico y cédula” en Bogotá

La mandataria de Bogotá, Claudia López, anunció que ya no habrá restricción de "pico y cédula" para contribuir a la reactivación económica.

Este lunes la Alcaldía Mayor de Bogotá anunció nuevas medidas para el funcionamiento de los sectores económicos de la ciudad en medio de la pandemia del COVID-19. A partir del martes 22 de septiembre ya no habrá medida de “pico y cédula” para los ciudadanos.

“Vamos a levantar las restricciones que limitaban el número de días que se podían hacer actividades económicas. Esta decisión se toma básicamente por el cupo de educación, que era de casi dos millones de personas. Por ejemplo, comercio al por menor podrá operar los siete días de la semana”, dijo la alcaldesa de Bogotá, Claudia López.

Con esta decisión no habrá restricciones de días de operación, pero sí horarios de ingreso diferenciales, para que toda la ciudad no se concentre entre las 7:00 a. m. y 8:00 a. m., y 5:00 p. m. y 7:00 p. m., según la Alcaldía.

El comercio al por menor de bienes no esenciales comenzará labores después de las 10:00 de la mañana, el sector de manufactura, por ejemplo, podrá operar en cualquier momento, excepto entre las 5:00 A.M y las 10:00 A.M.

Si un comercio o establecimiento tiene más del 50% de productos con bienes esenciales no tendrá restricción de horario. Por el contrario, si un establecimiento o grande superficie tiene menos del 50% de productos como bienes no esenciales, tendrá que acogerse a los horarios de operación.

“No habrá pico y cédula, pero sí habrá pico y placa vehicular que comienza el martes 22 de septiembre”, explicó la mandataria. La Alcaldía acogió la solicitud de los ciudadanos de no realizar la medida los días sábados y será solo entre semana, en el horario tradicional en que ha operado la medida.

López dijo que “es posible que haya un rebrote [del Coronavirus] y que haya un segundo pico. Lo que estas medidas pueden lograr es producir un segundo pico, pero relativamente lento y relativamente moderado, de manera que no se ponga en riesgo la capacidad instalada”.

La venta de bebidas alcohólicas seguirá restringida entre las 9:00 y las 10:00 de la noche, excepto en los restaurantes que tienen permitido vender este tipo de bebidas para acompañar los alimentos en mesa.

En julio y agosto, la capital tuvo el primer pico de contagios y muertes por causa del Coronavirus, días en los que la ocupación de Unidades de Cuidado Intensivo (UCI) llegó al 93%.

“Hoy Bogotá tiene una situación epidemiológica bajo control”, dijo López, como argumento para sustentar los cambios en las restricciones de movilización de ciudadanos y operación de sectores económicos.

Una de las razones por las que se toman estas decisiones en Bogotá es porque los jardines y colegios, tanto públicos como privados, no tomaron el cupo epidemiológico que la ciudad les había brindado para retomar labores de alternancia y clases presenciales.

Esto quiere decir que la cantidad de personas que iba a movilizar este sector durante la semana ya no será la misma, por lo que se le puede dar mayor capacidad de funcionamiento a otros sectores, como el comercio al por menor y los restaurantes.

“En términos de medición de casos diarios, la situación de Bogotá es favorable comparada con el pico […]. Hasta hoy el mayor número de casos que estamos contando es de asintomáticos. Esto nos permite saber que tenemos mejor capacidad de manejo”, explicó la alcaldesa.

En su pronunciamiento, la mandataria hizo un llamado a los ciudadanos a mantener las medidas de bioseguridad, el uso del tapabocas y el distanciamiento social, medidas que van a garantizar que no haya nuevas cuarentenas sectorizadas y cierres de sectores económicos.