Karen Abudinen pidió a la RAE que no relacionen su apellido con “robo” y “estafa”

La ministra se mostró indignada por el uso del verbo “abudinear” en las redes sociales y pidió a la RAE que haga una acalaración.

Desde que se conoció el escándalo de la pérdida de $70.000 millones de anticipo en un contrato a cargo del ministerio de las TICs, la jefe de esa cartera, Karen Abudinen, ha estado en el ojo del huracán en las últimas semanas.

Rápidamente, el nombre y apellido de la ministra no demoró en en convertirse en tendencia a través de redes sociales, en las cuales los internautas empezaron a utilizar las palabras “abudinar” y “abudinear” como sinónimo de “robar” y “estafar”.

Incluso la Real Academia Española (RAE) respondió a un usuario de Twitter sobre la existencia de estas palabras y su significado y puso un ejemplo sobre la utilización que se le estaba dando en Colombia y la institución le respondió.

Sin embargo, a raíz de la gran acogida de las palabras, Karen Abudinen dijo a la RAE través de sus redes sociales, que manipularon a esa institución para fomentar la creencia de que su apellido tiene relación con el término ‘abudinear’.

“La @RAEinforma fue utilizada por las “jaurías” digitales para incubar la falsa creencia de que mi apellido fue adoptado por ellos como verbo que significa “robar o estafar” en Colombia”, fue lo primero que escribió la funcionaria.

Abudinen se quejó de un “matoneo” en su contra y advirtió que el tema “está llegando a límites inconcebibles”, y por eso invitó a reflexionar sobre “el daño que le hacen” a los miembros de su familia, entre los que “hay menores de edad”.

En su mensaje, la ministra confirmó que le solicitó a la RAE “que se pronuncie públicamente y desmienta lo que en redes y en algunos medios colombianos se afirma”, ya que la información sobre la documentación de ‘abudinar’ y ‘abudinear’ tomó relevancia en los diferentes medios de comunicación.

Ante lo ocurrido, le solicitó a la RAE que se pronuncie públicamente y “desmienta lo que en redes y en algunos medios colombianos se afirma. Mi apellido y el de ningún ser humano puede ser utilizado para degradarlo, eso es un crimen”, afirmó.

Por otro lado, este lunes la Procuraduría General de la Nación anunció que abrió investigación formal a la ministra, para determinar responsabilidades disciplinarias por el caso del contrato entre este Ministerio y la UT Centros Poblados.

En el auto, la Procuraduría ordena varias pruebas, entre ellas: “Oficiar al Ministerio de las TIC a fin de que envíen, con destino a este proceso, certificación laboral de Karen Abudinen, indicando en ella salario devengado y última dirección registrada en su hoja de vida”.