Joven logró que quitaran enorme placa del presidente Duque en el Túnel de la Línea

El presidente Iván Duque tiene 30 días para quitar la placa que puso para atribuirse a él mismo su participación en la megaobra.

El Túnel de La Línea, una de las mega obras más esperadas en Colombia y que duró más de 100 años en ser una realidad, fue inaugurado por el presidente Iván Duque el pasado 4 de septiembre y llamó la atención, entre otras cosas, la placa en su honor que puso para recordar que él, de la mano de su Gobierno, había participado en su creación.

Sin embargo, Marla Gutiérrez, una activista y abogada barranquillera logró que el Tribunal Administrativo del Atlántico ordenara al Ministerio del Transporte, retirar en un término de 30 días, la gigantesca placa debido a que en el inciso segundo del decreto 2759 de 1997, se prohíbe, expresamente, que funcionarios públicos pongan placas o monumentos destinados para recordar su participación en la realización de una obra pública.

“Igualmente, prohíbase la colocación de placas o leyendas o de monumentos destinados a recordar la participación de los funcionarios en ejercicio, en la construcción de obras públicas, a menos que así lo disponga una ley del Congreso”, estipula el decreto al que se refiere la abogada y periodista en un video publicado en su cuenta de Twitter.

La placa de Iván Duque / TWitter

El decreto ordena además que tampoco se pueden designar con el nombre de personas vivas ni los bienes públicos ni los “sitios u obras pertenecientes a la nación, los departamentos, distritos, municipios o a entidades oficiales o semioficiales”.

Además, advierte que los ministerios, gobernadores y alcaldes deben velar porque esto se cumpla y solo pueden designar el nombre de personas vivas a dichos bienes si la comunidad lo pide y se trata de alguien que “haya prestado servicios a la nación que ameriten tal designación”.

Marla, quien hace parte del movimiento de Juventudes Liberales de Cundinamarca y se desempeña como panelista en El Andén de la emisora Blu Radio, explicó que, inicialmente, hizo la petición formal ante la presidencia de la República, la Gobernación del Tolima y el Ministerio de Transporte, solicitudes a las que no tuvo respuesta.

Ante el silencio de las entidades, Marla decidió promover una acción de cumplimiento ante el Tribunal Administrativo del Atlántico, movimiento que falló a su favor y que obliga a Iván Duque a remover la placa en un plazo máximo de 30 días, es decir, la placa debería estar fuera de su lugar antes de que se acabe el 2020.

Según se conoció inicialmente, el Instituto Nacional de Vías (Invías) ya impugnó el fallo, por lo que el caso pasará a estudio del Consejo de Estado. Es decir, todavía no se ha dicho la última palabra pero, por el momento, el Gobierno tendría que retirar la polémica placa.