VIDEO | Joven de 24 años que fue llevado a un CAI en Cundinamarca murió en las últimas horas

La familia del joven Elvis Vivas asegura que fue brutalmente agredido por la Policía del municipio de Madrid, Cundinarmarca.

Andrés Tovar Forero, alcalde de Madrid, Cundinamarca, hace pocas horas anunció el fallecimiento Elvis Alfredo Vivas López y solicitó “de manera inmediata trasladar al teniente Wilder López y el intendente Dany Castaño, hasta que se resuelvan las indagaciones para lograr esclarecer los hechos”.

Elvis Vivas era un joven de 24 años, quien resultó gravemente herido el pasado 1 de mayo durante las manifestaciones en el mencionado municipio cundinamarqués. Según versiones de testigos, Elvis fue llevado por policías a un CAI donde presuntamente fue brutalmente golpeado.

Ese sábado Elvis había salido a las 3:00 p.m. de su casa. “Él almorzó conmigo. Salió más tarde de lo que quería, porque le dije que no se fuera sin comer y que esperara. Comimos juntos, como siempre: él, su hermano y yo”, recuerda Johana, su mamá, quien además señala que Elvis trabajaba en una empresa de carpas en Cartagenita y soñaba con estudiar actuación.

Júnior, como le decían, iba para la marcha que había organizado el grupo juvenil al que pertenecía. No solo los había motivado la reforma tributaria y otras solicitudes del Paro Nacional, sino la falta de oportunidades para los jóvenes en la región, ya sea por falta de estudios o de experiencia. Eso lo indignaba y lo motivó a salir.

Lo que pasó después lo narran testigos y lo muestran los videos que han circulado en redes sociales: Elvis estaba en la marcha pacífica en El Sosiego, un barrio popular de Madrid. Sus amigos cuentan que cuando empezaron los enfrentamientos él intentó retirarse, pero varios policías lo evitaron. Y tan pronto el primer policía lo golpeó, los otros uniformados también lo hicieron, como se ve en las imágenes de una cámara de seguridad.

Según la fundación de defensores de la dignidad de los pueblos Bakia, esto ocurrió poco después del caso de Brayan Niño, quien murió ese día en medio de las manifestaciones. Las autoridades entraron al barrio, y luego de la golpiza entregaron a Elvis a dos uniformados con cascos, para que lo trasladaran a la subestación de El Sosiego. De este hecho hay otro video de un celular, en el que se ve cómo lo llevan a rastras y en el trayecto un agente le va dando puños en la cara, mientras que él suplica “no más”.

Lo último que se conoce es la imagen del joven sentado en una escala de la estación. El video lo tomaron desde afuera y se ve que lo rodean varios agentes. Ahí Elvis sigue consciente. Desde ese punto hay un vacío, pues la siguiente imagen que se conoce fue la que tomó una de las personas que lo recogió herido en la calle. Aunque no se sabe cuánto tiempo transcurrió ni qué pasó desde que lo vieron en el edificio oficial y cuando lo hallaron en vía pública, el dolor era evidente en su expresión.

“Fui casi la última persona en enterarse”, dice Johana, quien asegura que la que le dio la noticia fue una de sus hermanas, que llegó hasta su casa. No lo pudo ver ese mismo día, por lo que hasta el 2 de mayo se dio cuenta de la gravedad de las heridas, cuando Elvis salió de una cirugía de cabeza, pues además de los traumas por los golpes, había sufrido una fractura de cráneo. “Nos daban el diagnóstico de 4:00 a 5:00 de la tarde. Él hasta el jueves estaba evolucionando bien, pero luego me dicen que cuando lo estaban extubando, le dio un paro y murió el sábado”.

Ante los hechos, el alcalde de Madrid, Andrés Tovar, aseguró que desde el Puesto de Mando Unificado (PMU), que se instaló ese día, se dio la autorización para que el Esmad interviniera, pero no se habrían respetado los protocolos de atención. “Al día siguiente tuvimos un consejo de seguridad departamental donde solicitamos investigar los casos de Brayan Niño y el de Elvis Vivas. Tenemos las denuncias y los videos, por lo que pedimos es que se investigue a profundidad qué pasó”, dijo el alcalde.

Posteriormente, el 5 de mayo el alcalde Tovar, envió una solicitud al fiscal Francisco Barbosa, al coronel de la Policía de Cundinamarca César Castro Guerrero y al coronel Óscar Solano, para investigar y verificar si hubo un uso desmedido de la fuerza pública durante las manifestaciones del Día del Trabajador, que, en su momento, dejó herido a Elvis y cobró la vida de Brayan Niño.