Hospital en Bogotá experimenta en pacientes con COVID-19 sin autorización del INVIMA

El caso lo dio a conocer Noticias Uno y señala al doctor Eduardo Insignares de liderar un proyecto, que no cuenta con autorización del INVIMA, en el que experimenta suministrando dióxido de cloro a pacientes con Coronavirus que llegan a la Fundación San Carlos de Bogotá.

El noticiero asegura que Insignares se registró como promotor del dudoso ensayo clínico en la página de patentes de Estados Unidos, pasando por encima de las advertencias que autoridades sanitarias hacen sobre los efectos de la sustancia.

Sin embargo, el profesional de la salud le dijo al informativo que lo que está utilizando en su experimento es “un gas con un precursor común a nivel químico, pero no es lejía (líquido de limpieza)”.

Fundación San Carlos, en Bogotá / Google

Además, explicó cómo ejecuta su procedimiento: “Se hace la prueba rápida y si da positivo, se empieza con el tratamiento con el dióxido de cloro que está en la farmacia del hospital, luego se sigue en la casa”.

El doctor Insignares también aclaró en el informativo que de esta manera se evita que los contagiados vayan a cuidados intensivos, pese a que advierte que uno de los efectos es “un poquito de diarrea”.

Según el INVIMA, entre las consecuencias estarían: Insuficiencia respiratoria, cambios en la actividad eléctrica del corazón, baja presión sanguínea causada por deshidratación, insuficiencia hepática aguda, recuento bajo de células sanguíneas, vómito y diarrea severa, reseñó el medio.

“Es increíble la inmensa cantidad de médicos en el mundo que lo usan”, añadió Insignares, quien apuntó que en el pasado empezó la investigación del dióxido de cloro con otros pacientes, pero que no la pudo culminar por falta de fondos.

Fundación San Carlos, en Bogotá / Google

El director del Hospital San Carlos se convenció de implementar esta práctica luego de que el líder de COVID-19 de ese centro sanitario usara la sustancia en sí mismo, pues se contagió de coronavirus en España, añadió el informe.

Insignares presentaría sus resultados en junio para proceder a suministrar el dióxido de cloro por vía inhalatoria e inyectable, concluyó Noticias Uno en su informe que compartimos a continuación: