Hijos ‘bon bril’ en Italia deben irse de la casa tras fallo judicial

Según el Tribunal Supremo italiano ordena a jóvenes recién graduados a buscar su manutención y no volverse una carga para sus padres.

En Colombia se le dice ‘bombril’ a aquellas personas que se quedan viviendo con sus padres más allá de finalizar sus estudios universitarios y que incluso prefieren mantenerse en la casa paterna así tengan ingresos y trabajo.

En Italia pasa lo mismo pero una sentencia del Tribunal Supremo pondría fin a los ‘bombril’ italianos.

Todo por un fallo en favor de un profesor de música, demandado por su exesposa para que le continuara dando una pensión para su hijo, un joven que cumplió 30 años y que vive aún en la casa de su madre.

Salvo la existencia de un problema físico o económico especial, la independencia financiera en Italia se considera a partir de los 30 años.

Por tanto, una vez los hijos terminan su educación superior, deben encontrar trabajo e independizarse porque sus padres no tienen la obligación de mantenerlos indefinidamente.

El objetivo del Supremo italiano es pasar de un principio “del derecho a cualquier derecho” al del “deber” por parte de los hijos, quienes disfrutan de la manutención por efecto de la función educativa, pero que luego de ello su deber es independizarse y liberar a su padres de esa obligación.