Hay preocupación porque siguen entrando pasajeros contagiados de COVID-19 por El Dorado

Dos nuevas personas contagiadas aterrizaron en el aeropuerto El Dorado a pesar de tener pruebas positivas antes del viaje.

En las últimas horas Migración Colombia reportó la llegada a la terminal aérea de Bogotá, un vuelo procedente de Cancún, México, con dos pasajeras notificadas desde antes del despegue como positivos de Coronavirus. Según indicó, se trata de una mujer y un bebé.

Lo mismo ocurrió el miércoles 30 de septiembre cuando tres aviones procedentes de Lima, Ciudad de México y Madrid, aterrizaron en Bogotá con pasajeros contagiados de COVID-19. Pese a tener resultados positivos antes de abordar, lograron pasar los controles y llegaron a Colombia.

De acuerdo con el comunicado difundido por la entidad migratoria, “los ciudadanos, que llegaron en vuelos de carácter humanitario, mostraron a los Oficiales de Migración una prueba PCR positiva para COVID-19”.

Alejandro Gómez, secretario de Salud de Bogotá / Google

Debido a esto, la primera decisión fue abrir investigación administrativa a las aerolíneas, lo que podría acarrearle una sanción de hasta 12 millones de pesos, por cada uno de los viajeros.

“Estamos en conversaciones con las autoridades del aeropuerto tratando de que esto no nos vuelva a ocurrir, pero estaremos muy atentos para disminuir este riesgo, hacer ese cerco epidemiológico y evitar mayores contagios en nuestra ciudadanía”, aseguró Alejandro Gómez, secretario de Salud de Bogotá.

Ambos casos ameritaron la desinfección de las aeronaves y el aislamiento de los pasajeros, y del personal de migración que tuvo contacto con ellos.

En los rastreos que se exigen en suelo colombiano también se impidió la entrada a cuatro extranjeros que arrojaron pruebas rápidas positivas.

El director de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa, hizo un llamado a los pasajeros y aerolíneas para que “personas con covid positivo no aborden las aeronaves, se impida su abordaje como un mecanismo de prevención y protección de viajeros y comunidad aeronautica y general”.

Espinosa afirmó que desde el primero de octubre han llegado a Colombia más de 9.000 personas y han sido inadmitidos 70 extranjeros por no cumplir con los requisitos de ingreso.

Aerocivil inicia indagación preliminar

A través de un comunicado la Aeronáutica Civil informó que inició investigación preliminar por lo ocurrido en el vuelo que cubría la ruta Cancún – Bogotá y que aterrizó el domingo 4 de octubre, en el que presuntamente se habría desobediencido el protocolo de bioseguridad establecido en la resolución 1627 de 2020 que se refiere al manejo y control de riesgo de Coronavirus para el ransporte internacional de personas vía aérea.

“Una vez la Aerocivil recaude las pruebas necesarias, determinará las medidas que corresponden a este caso”. Además, hizo un llamado a las “empresas y personas que usa el transporte aéreo hacia el cumplimiento estricto de los protocolos de bioseguridad”.

La aerolínea se pronunció

Tras conocerse que una pasajera colombiana infectada con COVID-19 arribó este domingo 4 de octubre a Bogotá procedente de Cancún a bordo de un avión de Wingo, la aerolínea expidió un comunicado en el que reconoce lo sucedido y se compromete a investigar lo ocurrido.

“La situación presentada […] en el vuelo 7028 que cubría la ruta Cancún – Bogotá va en contra de los protocolos de bioseguridad que hemos adoptado como compañía. En Wingo hemos diseñado estrictos lineamientos con el objetivo de proteger la salud e integridad de todos nuestros viajeros y tripulaciones; y hemos cumplido a cabalidad con todos los requisitos establecidos por las autoridades de los países a los que hoy tenemos operación”, enfatizó la aerolínea..

De acuerdo con el comunicado, desde el momento en el que la compañía se enteró del arribo de esta pasadera, que venía con un acompañante, al aeropuerto El Dorado, “activamos inmediatamente las acciones necesarias para la trazabilidad y el cerco epidemiológico respectivo, así como las investigaciones pertinentes para conocer los sucedido y asegurarnos de que esta situación, sin precedentes, no se repita de ninguna manera”.

Wingo, que no aportó más detalles sobre la forma como se estableció que esta pasajera era positiva para COVID-19, afirmó que está “en constante comunicación con las autoridades para atender sus requerimientos, mientras evaluamos medidas contundentes al interior de la compañía”.