GALERÍA | A joven doctora le quiraron la tarjeta profesional por sensuales fotos en Instagram

Una mujer que ejerció la carrera de Medicina durante cuatro años, quedó sin tarjeta profesional luego de que se inclinara por el modelaje y compartiera un sinnúmero de sensuales fotos en redes sociales.

Nang Mwe San, una joven médica de Birmania, quiso cumplir su sueño de ser modelo, pero sus exuberantes posados en Facebook hicieron que perdiera su licencia para ejercer la Medicina, lo que ha provocado una polémica en el conservador país asiático.

“Realmente me entristece y disgusta porque aún quiero trabajar como médica en el futuro y trabajé mucho e invertí mucho tiempo para conseguir la licenciatura. Voy a tratar de conseguir mi licencia de nuevo”, explica la modelo de 29 años.

View this post on Instagram

do u luv my 🍑

A post shared by Nang Mwe San (@nangmwesan) on

Tras acabar la carrera, Nang Mwe San ejerció la medicina durante cuatro años, pero hace dos decidió emprender una carrera como modelo que incluye anuncios de televisión, portadas de revistas de moda y fotografías en Facebook en las que a veces posa con poca ropa y en actitudes que muchos encuentran excesivamente provocativas en la puritana Birmania, país de mayoría budista.

“Mi ídolo es Kim Kardashian y me siento segura para ser yo misma. No me gustan otros miembros de la familia Kardashian, solo admiro a Kim porque fue la primera, así que me gustaría ser la primera médica que es también una modelo sexy”, cuenta Nang Mwe San.

Esta combinación no gustó al Consejo Médico de Myanmar (nombre oficial de Birmania), que el pasado 3 de junio le envió una carta notificándole que revocaba su licencia por considerar que sus fotos y vídeos “contravienen la tradición birmana”, tras haber advertido a la joven el pasado mes de enero de que no podía dedicarse a ambas actividades.

Nang Mwe San, que cuenta con más de medio millón de seguidores en Facebook, publicó la carta en su página de la red social y miles de internautas reaccionaron con casi seis mil comentarios, muchos apoyándola a ella, pero otros defendiendo la decisión del Consejo Médico.

“El juramento hipocrático no menciona la forma de vestir y no prohíbe que las médicas lleven bikini. Además, la decisión del Consejo Médico no me reconoce como una modelo ni como una artista, e incluso me acusan de comportarme de una forma problemática”, se defiende la joven.

Para Thinzar Shunlei Yi, una conocida presentadora de televisión y activista birmana, el caso de Nang Mwe San pone de relieve algunas contradicciones de la sociedad birmana.

“Ella está retando a toda la sociedad birmana al hacer dos cosas diferentes, ser una médica y una modelo sexy. Eso ha creado un espacio para que todos nosotros debatamos sobre como construir una sociedad progresista en una cultura democrática”, comenta la activista.

La activista cree que el Consejo Médico no habría tomado la misma decisión si un médico varón hubiera decidido ser modelo, pero también opina que es poco probable que un hombre lo hubiera hecho, ya que “no hay mercado para ello” y “las mujeres son usadas como productos sєxualєs”.

View this post on Instagram

too much to handle 😉

A post shared by Nang Mwe San (@nangmwesan) on

La propia Nang Mwe San ha experimentado en su corta carrera como modelo el hecho de ser tratada como un objeto sєxual. “Cuando una modelo se hace famosa en las redes sociales recibe ofertas sєxualєs de hombres adinerados para convertirla en sus amantes. He recibido este tipo de ofertas pero no las he aceptado. Mi familia no es pobre y no quiero estar con alguien que no me guste”, cuenta.