Fuimos asaltados en nuestra buena fe: Gobierno sobre polémica por la ‘silla vacía’

El incidente quedó grabado en video y ha provocado reacciones en redes sociales.

Una nueva polémica se ha levantado a raíz de la ausencia del presidente Iván Duque en el evento por el perdón y la reconciliación con las víctimas de las manifestaciones a manos de la Policía que se llevó a cabo en la Plaza de Bolívar, en el centro de Bogotá.

El objetivo, según el Distrito, era enviar un mensaje de rechazo a los recientes hechos de alteración al orden público, y especialmente un mensaje de reconciliación, tras la asesinato del abogado Javier Ordóñez durante un polémica procedimiento policial en un CAI.

Al acto ecuménico fue invitado el Presidente de la República Iván Duque, sin embargo al inicio del evento se observó una ‘silla vacía’ ubicada al lado del atril principal que permaneció así durante todo el evento. Dicho puesto estaba destinado al primer mandatario del país.

Al episodio se le bautizó como la ‘silla vacía’ y fue viralizado en redes sociales y por lo que recibió fuertes criticas debido a la ausencia en el evento de Iván Duque. Al evento acudió el comisionado Miguel Ceballos, quien señaló que les había dicho a funcionarios del gobierno Distrital que Duque no asistiría a dicha cita.

“En mi calidad de alto comisionado para la Paz y representante del presidente en la liturgia ecuménica, me veo asaltado de mi buena fe. Anoche, a las 8:30 P.M, hablé con el secretario de Gobierno de la Alcaldía de Bogotá, Luis Ernesto Gómez, le dije que el señor presidente no asistiría. Que iríamos con Nancy Patricia Gutiérrez, exministra del Interior y actual consejera de los Derechos Humanos”, dijo Ceballos.

Ceballos también se refirió a la silla que llevaba una marca con el nombre del presidente de la República, el alto comisionado para la Paz señaló que se llevó una gran sorpresa pues ya había comunicado a la Alcaldía de Bogotá el presidente no asistiría y en su lugar estaría él.

“Cuando llegamos, vi que por protocolo había una silla con el nombre del presidente. Les comuniqué que ese lugar lo ocuparía yo como lo hice. El nombre del presidente jamás fue removido. Luego veo con sorpresa que se había puesto otra silla a la derecha del padre Francisco de Roux, y como quedó registrado, luego ponen el nombre del presidente Duque. Poner una silla para que aparezca vacía es asaltar nuestra buena fe”, indicó.

El momento quedó registrado en video que fue compartido en redes sociales y los comentarios fueron tendencia en dos sentidos: por un lado, llovían las críticas por la falta del presidente Duque; y por el otro el, uribismo, señaló que se trató de un gesto de politiquería:

Precisamente, en medio del evento una de los familiares de las víctimas que murieron en las manifestaciones del pasado 9 de septiembre, señaló que al evento tenían que asistir tanto la Policía como el presidente Duque.

Los sectores políticos se manifestaron en las redes sociales para respaldar o criticar la evidencia de la ausencia del mandatario quien no tuvo otra opción que señalar en una entrevista con Revista Semana que no quiere que su mensaje para las víctimas se vea cambiado.

“El mensaje no obedece a mi talante y no quiero que ese sea el mensaje a las víctimas. Yo no suelo dejar sillas vacías en ningún lado. El funcionario que hace eso lo hace de manera premeditada. Lo que se busca es implicar que el presidente no tenía sentimiento frente a las víctimas. Desde el protocolo, el presidente está en un lugar definitivo entre el protocolo de quien organiza y el de presidencia”, aseguró el presidente Duque.

“Este tema no es político. Estos hechos nos duelen. Que no se nos olvide que el país sigue en pandemia. Sabemos que hay ansiedad, rabia, preocupación. Ahora es cuando todos, más que nunca, debemos estar unidos como país, rechazar cualquier expresión de violencia. Yo no le busco réditos políticos a las víctimas. Usted vio los hechos. Una imagen vale más que mil palabras”, concluyó el presidente Duque.