VIDEO | Fuertes críticas contra Claudia López por esta acción durante rueda de prensa

El gesto que la alcaldesa Claudia López tuvo con el comandante de la Metropolitana desató toda clase de reacciones.

El momento se presentó en medio de la rueda de prensa que se realizó el pasado lunes 6 de julio, en las instalaciones de la Policía Metropolitana de Bogotá, por cuenta de la captura de cinco presuntos responsables del robo a una joyería en el centro comercial Gran Estación.

En ese momento, cuando uno de los periodistas que asistió a la rueda de prensa le hizo una pregunta al general Óscar Gómez Heredia, y que al parecer a la alcaldesa no le gustó, de inmediato tomó el micrófono del comandante sin permitir que el éste contestara.

“General, ¿de dónde se sacan este armamento? Pues se ve sofisticado, armas de largo alcance con silenciadores. De dónde sacan eso”, fue la pregunta del periodista durante la rueda de prensa.

CP

Acto seguido, el general Gómez Heredia alcanza a mencionar tres palabras: “Haber, yo quiero…”; es ese instante cuando la alcaldesa se acerca hacia el micrófono con la intención de hacer algunas aclaraciones al comunicador.

“No diga cosas que no corresponden a la verdad, no son armas de largo alcance, son pistolas. Una de ellas con silenciador, no son nada sofisticadas”, aclaró la mandataria al periodista.

En otro momento de la entrevista, otro periodista se dirige al general para hacerle otra pregunta, a lo que Claudia contesta: “más cerquita mi hermano para que le escuchemos mejor”, acto seguido ella vuelve y contesta por el comandante de la Policía de Bogotá.

Respecto a lo ocurrido en la joyería el.pasado 23 de junio, las autoridades informaron que mediante una investigación coordinada entre la Policía Metropolitana de Bogotá, seccionales de Policía Judicial, Inteligencia, Gaulan y la Fiscalía General de la Nación, se logró la captura de 5 delincuentes.

Las autoridades revelaron algunas de las imágenes que recolectaron de aproximadamente 350 cámaras de seguridad de la ciudad y que permitieron identificar su ruta de escape y posteriormente ubicar sus lugares de residencia.

Los responsables estuvieron dentro del local durante siete minutos, fingiendo ser clientes y esperando el momento oportuno para cometer el asalto, utilizando las armas de fuego y posteriormente huyeron por unas escaleras eléctricas.