Fiscal Barbosa viajó a San Andrés no solo con su esposa, sino con su hija y una amiga de ella

En el polémico viaje a la isla de San Andrés se habría presentado un uso indebido de los recursos del Estado.

Se conocen nuevos detalles del aparente paseo familiar del fiscal Francisco Barbosa a la isla de San Andrés que empiezan a salir a la luz. El contralor de la República, Felipe Córdona, también estuvo en el traslado.

Blu Radio señaló que el fiscal habría estado en la isla con su esposa, Walfa Téllez, quien además es funcionaria de la Contraloría, su hija y una amiga de ella, que aprovecharon el viaje del papá para irse de puente en plena pandemia.

Aunque el fiscal se ha mantenido en que no estuvo de viaje y todo se debió a un recorrido de control en medio de la emergencia sanitaria por el Coronavirus, varios isleños aseguraron por redes sociales que él se encontraba junto a su familia en un hotel boutique.

Walfa Téllez, esposa; Sofía Barbosa, hija y Francisco Barbosa, fiscal general de la Nación / Google

El detalle en este escándalo se presenta por la amiga de la hija del fiscal, quien no pertenece a su núcleo familiar, por lo tanto, en ese caso, se habría presentado un uso indebido de los recursos del Estado, señala Blu Radio.

Por su parte, Noticias Uno señala en un informe, que oos funcionarios viajaron en un avión de la Policía con seis personas que se quedaron en hotel cinco estrellas durante el último puente destivo de junio.

Es por esto que através de redes sociales, los colombianos recordaron la indagación preliminar que le abrieron a la alcaldesa Claudia López y a la senadora Angélica Lozano, tras salir a mercar juntas.

Los colombianos recordaron la entrevista hecha por José Manuel Acevedo en Noticias RCN en donde le preguntaban por la severidad de la indagación contra la alcaldesa: “Mire, yo le voy a decir una cosa, aquí nadie está por encima de la ley”, dijo en ese entonces el fiscal.

Al parecer, además de Barbosa, tambíen estuvo el contralor de la República, Carlos Felipe Córdoba, quienes se hospedaron en un hotel de la cadena On Vacation, de propiedad del Carlos Londoño, un empresario cercano al gobierno del presidente Iván Duque y al uribismo en general.

Todo este escándalo ocurre mientras la isla cumple tres meses sin ingreso de turistas como medida para evitar contagios masivos de COVID-19, ante lo cual una supuesta visita de placer de estos altos funcionarios causó indignación.