Exmánager de La Liendra le sacó «trapitos al sol» por una deuda: “Tenga valores y sea agradecido”

A través de un video el comerciante le mando unas contundentes palabras al influenciador luego de acusaciones que le hizo.

En redes sociales se ha desatado una nueva polémica en la que se ha visto involucrado el creador de contenido Mauricio Gómez, mejor conocido como La Liendra y su exmánager, Santiago Ospina.

Todo comenzó porque el influenciador publicó un video afirmando que por dejar de trabajar con esa persona debía pagar una suma de dinero “muy alta”.

La Liendra aseguró que, tras perder su cuenta de Instagram, atravesó por una situación económica difícil, pues tuvo que devolverle dinero a sus clientes, pero, además, porque decidió finalizar su relación laboral con Santiago Ospina.

“Tomé la decisión de dejar de trabajar con mi exmánager y para dejar de trabajar con él tenía que pagar una suma de dinero muy alta de unas comisiones que nunca reclamó”, afirmó La Liendra.

El influencer continuó diciendo que, como su empresa quebró, le propuso a Ospina pagarle parte de las comisiones con un hotel en El Poblado, de Medellín, y el resto cuando su situación financiera mejorara, pero, supuestamente, su exmánager le pidió saldar la deuda completa.

«Como él no sacó las comisiones en el mejor momento, las cobró en el peor momento cuando yo no tenía con qué pagarle», afirmó, de tal forma que tuvo que vender su camioneta para poder completarle el dinero de las comisiones.

Y aunque se pensaba que todo había quedado claro, gracias a una reciente declaración que hizo Santiago Ospina en su cuenta de Tiktok, tomaron nueva fuerza los rumores que indican un conflicto entre ambos.

“Para todos los que están preguntando si la empresa de La Liendra está en la quiebra, les voy a responder con una reflexión empresarial: en el mundo de los negocios hay negocios que se hacen y se evalúan en el camino, y así me gusto. Yo era amigo de Mauricio y no tuve nunca un contrato firmado con él, todo lo que hice con ese muchacho fue con un amor el berraco ¡Pregúntele si quiere!”, explicó Ospina.

Posteriormente, aseguró que en los negocios siempre habrá la posibilidad de no entenderse con sus socios, pero advierte también que está en manos de los mismos el terminar la relación comercial “por lo sano”, incluso si hay deudas pendientes, y fue cuando recordó el valor del agradecimiento.

“El agradecimiento es un valor muy importante, nunca lo pierdan, al igual que la humildad, ser buena persona y responsable. Tenga valores y sea agradecido, es lo que yo le recomiendo. Y de pronto, cuando en los negocios no se va entendiendo con el otro, si usted tiene la posibilidad de terminar bien y como amigos ¡Hágalo! ¿Si quedó plata pendiente?, pues me pagas en 10 meses porque sé que con lo que produce la empresa mensual en utilidades lo pagas cagado de la risa”, agregó Santiago Ospina.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Más Rechismes (@masrechismes)

Sin embargo, el exmánager de La Liendra aseveró que dejó la empresa de su antiguo colega “exageradamente bien” y no en “banca rota”, como algunos lo decían.

“Quedó un tema de liquidez importante, mientras se resolvían unos asuntos, pero es liquidez, no quiebra […] Si usted me pregunta a mi, las cosas siempre van hasta donde tienen que llegar. Con una servilleta se comenzó y con una servilleta se terminó todo ¡Sea serio!”, concluyó.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Rechismes (@rechismes)

El drama de la camioneta Porche

El creador de contenido decidió contar lo que pasó con su preciado vehículo, según él, por petición de sus seguidores, quienes nunca entendieron por qué había vendido la Porsche al poco tiempo de haberla comprado.

En el relato de La Liendra sobre la venta de la camioneta también resulto ‘salpicado’ Daiky Gamboa, quien, según el influencer, afectó el negocio de la venta de la Porsche y defraudó su confianza.

De acuerdo con el creador de contenido, antes de vender el vehículo se lo prestó a Daiky, quien se lo entregó después de cuatro días. Luego, gracias al peritaje que le realizaron al carro para la venta, se enteró que a la Porsche la habían accidentado y que tenía dos puertas mal arregladas.

Según La Liendra, Daiky negó haberla accidentado, pero tiempo después le confesó que era verdad, que lo habían chocado en un parqueadero y que él no supo qué hacer, así que la mandó a arreglar por su cuenta.

Situación que provocó que el influenciador no pudiera vender la porsche por 400 millones, sino por 350 millones de pesos.

Cabe mencionar que los problemas entre influenciadores y sus mánager han sido recurrentes por estos días, y uno de los casos más destacados es el de Natalia Segura (La Segura), quien era representada por su mejor amiga Isabela León, pero después de un conflicto personal la relación comercial y personal llegó a su fin.

Según Alexandra Mena, mamá de La Segura, León es una mujer interesada y solo era amiga de su hija por el interés que tenía en el dinero que producía, pero ahora que tiene problemas de salud y tuvo que parar con su carrera, “decidió abandonar el barco”.