Estas tres localidades de Bogotá entrarán a cuarentena estricta

La Alcaldía de Bogotá decretó nuevas medias hospitalarias y recomendó el aislamiento preventivo por siete días para quienes ingresen a la ciudad.

Suba, Engativá y Usaquén entran en cuarentena desde el próximo martes 5 de enero a las cero horas, durante 14 días, anunció el alcalde encargado de Bogotá, Luis Ernesto Gómez. Es decir, la medida durará hasta el 18 de enero.

La Alcaldía de Bogotá tomó la medida dada la alta ocupación de camas de cuidados intensivos en la ciudad por el aumento de casos de Coronavirus por lo que habrá restricción a la movilización de personas y vehículos desde las 8:00 de la noche y hasta las 5:00 de la mañana.

“Son cuarentenas que tienen, exactamente, las mismas medidas de restricción a la movilidad, así como de excepciones, que rigieron en junio en la capital. ¿Por qué estas tres localidades? Son las que tienen el más alto nivel de contagio, pero además, en estas tres localidades está el grueso de personas que salieron y que ahora regresarán a la ciudad”, dijo Gómez.

Luis Ernesto Gómez, alcalde encargado de Bogotá / Google

En ese sentido, solo podrá salir una persona por núcleo familiar a comprar productos de primera necesidad, así como servicios de farmacias. Solo se podrán hacer esas compras entre las 5:00 a.m. y 8:00 p.m., tal como funcionó el año pasado.

De igual forma, en las tres localidades no podrá operar el comercio que no sea esencial y habrá ley seca durante los fines de semana. Solo habrá autorización para que salga el personal de salud, así como prestadores de servicios esenciales.

Este domingo 3 de enero, Bogotá registró 2.959 nuevos casos y 47 fallecidos, de modo que llega a 480.219 contagios totales y se acerca a las 10.000 muertes (lleva 9.981). “El 28,6% de los casos reportados en Colombia de COVID-19 se encuentran en Bogotá”, explica la Secretaría de Salud en la página web.

La ocupación total de las unidades de cuidados intensivos (UCI) está en 82,8 %, mientras las UCI para pacientes covid se encuentra en 76,5 %. Sin embargo, representantes de los médicos dicen que esa cifra podría ser superior, pues hay pacientes que llevan hasta 48 horas esperando por el ingreso a una UCI y, en otros casos, están siendo atendidos en los servicios de urgencia.