Erecciones prolongadas, otro síntoma de COVID-19 que hombres estarían ignorando

Cada día que pasa aprendemos más sobre los efectos del Coronavirus en el cuerpo.

El priapismo es una erección sostenida por más de 4 horas, y al parecer se trata de uno de los síntomas del Coronavirus de la que se conoce pocos detalles ya que han surgido algunos casos recientemente.

Y es que a lo largo de los meses que lleva esta pandemia en el mundo, son muchos los descubrimientos que se han hecho, entre los que se encentran los síntomas y consecuencias que deja esta enfermedad.

Dicho priapismo se debe una alteración en el flujo sanguíneo que también está siendo provocada por factores asociados al Coronavirus, lo que termina siendo riesgoso para los pacientes que las presentan.

Es por esto que se ha vuelto común observar en pacientes con complicaciones por Coronavirus la formación de coágulos sanguíneos que generan inflamación de órganos.

Una vez formados esos coágulos pueden causar diversas complicaciones en distintos sistemas. . En otros pacientes, esos coágulos pueden causar derrames cerebrales o problemas en el corazón.

Como pasó con el actor canadiense Nick Cordero, que presentó una severa trombosis o coágulo en su pierna derecha lo que obligó a los médicos a amputársela, días después, falleció.

El doctor Elmer Huerta comenta lo que investigadores franceses reportaron sobre las erecciones prolongadas relacionadas con COVID-19 en un estudio publicado en la American Journal of Medicine.

Los investigadores franceses describen el caso de un paciente de 62 años que ingresó al hospital con neumonía causada por el nuevo Coronavirus, por lo que tuvieron que hacer una intervención.

Al entrar a la unidad de cuidados intensivos, el personal notó que el hombre tenía una erección sostenida, por lo que luego de 4 horas los médicos extrajeron con una aguja los coágulos del pene y, al parecer, la recuperación fue satisfactoria.

El priapismo es entonces una condición en la que la sangre se coagula dentro de los cuerpos cavernosos del pene, y se describe como una erección que dura más de 4 horas, y que si no es tratada a tiempo, puede causar daño irreparable en el órgano.

En adultos, la principal causa de priapismo está en problemas con el tratamiento farmacológico de la disfunción eréctil, especialmente la terapia de inyección.

Otras causas menos frecuentes son el uso recreativo de drogas, traumatismos en los genitales o la ingle y problemas de la médula espinal.

Los investigadores concluyen que este sería el primer caso de priapismo descrito en la literatura médica asociado a la infección por el nuevo Coronavirus.