EPM es la quinta empresa más grande del país y en 2020 benefició a cerca de 400 mil hogares

La empresa transfirió 1.5 billones de pesos de sus ganancias para la inversión social

A pesar de las múltiples críticas por una supuesta mal administración de EPM las cifras dejan ver todo lo contrario. Todo indica que ese conglomerado empresarial no se está administrando para unos pocos intereses sino que se ha enfocado en el servicio social como bandera.

Algunas de las cifras presentadas este martes hablan por si solas, y mientras el sistema financiero, es decir, los bancos, recibieron grandes subsidios del gobierno que no redundaron en tranquilidad para las personas EPM actuó de una manera muy contraria.

En 2020, EPM transfirió 1,5 billones de pesos al Municipio de Medellín para programas de inversión social, se logró la reinstalación y reconexión de 23 mil hogares al servicio de energía, 14 mil al de acueducto y 11 mil al gas.

También suspendió los cobros de cuotas del crédito Somos a 133 mil clientes y usuarios por $146 mil millones y las cuotas de financiación de facturas de servicios públicos a 160.215 clientes y usuarios por $481 mil millones.

Para Agua Prepago se generó financiación por $1.995 millones para cerca de 12 mil clientes y en Energía Prepago para cerca de 195 mil clientes por $27.534 millones.

Es decir, EPM solamente con un enfoque social de su política administrativa logró beneficiar a cerca de 400 mil hogares en diversas modalidades.

Esto indica que las decisiones en administración de Daniel Quintero como cambiar la Junta Directiva de EPM, o demandar a los constructores de HidroItuango, y además continuar con la construcción en diálogo con las víctimas han sido muy acertadas.

Tan cierto es que EPM está muy bien administrada que ocupó el quinto lugar entre las empresas más grandes de Colombia, restando casi todo el peso a los argumentos en torno a que la empresa va rumbo a la quiebra, pues transfirió, de sus ganancias. 1.5 billones de pesos para la inversión social.

No es gratuito que EPM ocupó el quinto lugar en el informe de ingresos operacionales de las 1.000 empresas más grandes de Colombia en 2020, presentado por la Superintendencia de Sociedades, lo cual pude ser una señal de que la inversión social no va en contravía del crecimiento empresarial.