Una familia completa fue encontrada muerta en una vivienda de Tunja

Con ayuda del Cuerpo de Bomberos de Tunja, las autoridades lograron ingresar a una vivienda y encontraron la terle escena.

En horas de la madrugada de este domingo 6 de septiembre las autoridades de la ciudad de Tunja hallaron en una vivienda del barrio El Consuelo a cinco integrantes de una misma familia sin vida: los padres, los dos hijos menores de edad y la abuela.

La coronel María Emma Caro Robles, comandante de la Policía de la capital boyacense, manifestó que los cadáveres se encontrados esparcidos uno a uno dentro de la vivienda, en una escena escalofriante que dejó aterrorizados a los demás integrantes de esta familia.

4 de estas personas fallecieron por envenenamiento, fueron identificadas como Angie González, de 39 años, la madre; Paulina Núñez, de 62 años, la abuela y madre del padre y dos niños de 9 y seis años de edad. Al parecer el hombre los envenenó y luego se ahorcó.

El caso sucedió en una vivienda del barrio El Consuelo / Twitter

De acuerdo con el reporte preliminar de las autoridades, familiares de las víctimas, que llegaron desde Duitama (Boyacá), buscaban tener contacto con sus familiares de quienes no tenían razón desde hacía por lo menos tres días, razón por la cual alertaron a las líneas de comunicación de la Policía Metropolitana de Tunja, para intentar ingresar a la vivienda

Pasada la medianoche los uniformados pudieron acceder a la vivienda con ayuda del Cuerpo de Bomberos y encontraron la terrible escena. En las víctimas no había signos de violencia física: la madre estaba en el sofá de la sala, los niños en una cama y la abuela también en su dormitorio.

De acuerdo los familiares de las víctimas, el hombre al parecer tenía problemas económicos y con sus familiares producto de una adición a los juegos de azar, situación que lo habría llevado a planear el crimen múltiple, incluida su propia muerte.

El hombre, docente de profesión, fue identificado como Nelson Núñez de 40 años, quien acabó con su vida colgándose de una viga en el primer piso de la residencia, donde queda la sala. Las causas de la muerte de las dos mujeres y de los dos niños, están por establecerse a juicio de medicina legal.

Los actos urgentes fueron asistidos por la SIJIN de la Policía Metropolitana de Tunja, y la investigación del caso quedó en manos de la Fiscalía General de la Nación.