En Panamá destituyen al director de Policía por apoyar a la Policía colombiana

Juristas han tildado de “inconstitucionales” las declaraciones del destituido comandante de la Policía en Panamá

El director de la Policía de Panamá, Gabriel Medina Delgado, fue destituido en las últimas horas, tras divulgarse un vídeo donde agentes panameños dan su apoyo a la Policía de Colombia, señalada de cometer casos de represión a manifestantes en el marco del Paro Nacional.

La grabación comienza con el comandante enviando “un mensaje de solidaridad en un momento tan difícil por el que pasa Colombia”. Además se observan varios uniformados que expresaron la función que debe desempeñar un oficial de Policía.

La prensa de ese país abrió el debate esta semana para analizar las implicaciones de estas declaraciones, en el contexto de las relaciones entre los países fronterizos.

Incluso aseguraron que varios juristas han tildado de “inconstitucionales” las declaraciones del destituido comandante de la Policía en Panamá, lo que llevó al gobierno de ese país a tomar la decisión de relevar del cargo al oficial.

Varios analistas panameños concluyeron que la fuerza pública no puede emitir declaraciones políticas y menos sobre los asuntos internos de otros países, en el caso de Colombia y del Paro Nacional que se inició desde el abril 28.

Ante lo sucedido, el Ministerio de Seguridad en un comunicado informó que “a partir de la fecha, se remueve del cargo al Comisionado Gabriel Medina Delgado” como director de la Policía Nacional.

Gabriel Medina, a quien el presidente Laurentino Cortizo había designado en enero al frente de la fuerza, fue sustituido por Rafael Álvarez, quien hasta el momento fungía como subdirector de esa institución.

De igual manera, el Ministerio de Seguridad Público, confirmó que desde este viernes ordenó el reforzamiento de la seguridad en toda el área fronteriza con Colombia, luego que este país reabriera sus fronteras terrestres, áreas y marítimas, que mantenía cerradas desde hace más de un año, debido a la pandemia del covid-19, por órdenes del presidente panameño Laurentino Cortizo.