En España le quitan distinguido premio a Uribe y lo llaman “deshonroso personaje”

El Ayuntamiento de Cádiz, España, retiró el galardón ‘Libertad Cortes de Cádiz’ que le entregó al expresidente hace 11 años.

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cádiz (España) decidió retirar de forma simbólica al expresidente Álvaro Uribe el Premio Cortes de la Libertades con el que lo galardonó hace 11 años, mientras era presidente en su segundo período.

En una nota de prensa, el Ayuntamiento de Cádiz explica que el gobierno local asume así “como propia” la propuesta que le remitieron más de 100 organizaciones de la ciudad, nacionales e internacionales para solicitar la retirada de este reconocimiento.

Las organizaciones, entre las que están la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), el Comité Óscar Romero, sindicatos y asociaciones colombianas, señalaron que ya en 2009 Uribe era una persona que “había mostrado poco respeto hacia las libertades y era responsable de tantas violaciones de derechos humanos en su país”.

Hace 11 años Uribe recibió el Premio Cortes de la Libertades / AFP

El Ayuntamiento de Cádiz recuerda que el expresidente colombiano se encuentra actualmente bajo arresto domiciliario por presunto fraude procesal y soborno de testigos, y pendiente de otras causas. El 4 de agosto, la Corte Suprema de Colombia dictó la medida contra Uribe, y dos semanas después, el expresidente renunció a su escaño en el Senado y perdió el fuero, por lo que su proceso pasó de la Corte a la Fiscalía General.

Las organizaciones recordaron en su petición el “boicot” de Uribe al proceso de paz en Colombia, que el anterior presidente, Juan Manuel Santos, impulsó junto con las Farc, guerrilla que tras dejar las armas se convirtió en partido político.

“Por todo ello, se ha acordado la retirada simbólica del honor y reconocimiento que conlleva el Premio Libertad Cortes de Cádiz al expresidente de Colombia Álvaro Uribe y la eliminación de su nombre donde aparezca como premiado u honrado por esta distinción”, apunta el Ayuntamiento.

Según detalló Martín Vila, portavoz del gobierno local de esa ciudad, en declaraciones recogidas por el Diario de Cádiz, dicha decisión se tomó “por los últimos acontecimientos que se han dado en Colombia”.

El funcionario agregó, según ese rotativo, que el Ayuntamiento de Cádiz considera que las acusaciones que tienen a Álvaro Uribe bajo arresto domiciliario dan cuenta de “la poca catadura del personaje” y que es impropio que la ciudad española “siga teniendo un reconocimiento a tan deshonroso personaje”.

La situación jurídica del expresidente comenzará a definirse el próximo 22 de septiembre en una audiencia en la que se decidirá si lo mantiene bajo detención domiciliaria o lo deja en libertad mientras se resuelve el proceso.

Asimismo, Vila manifestó que el Ayuntamiento de Cádiz considera que los delitos de los que se acusa a Uribe son “delitos que se pueden tipificar de lesa humanidad y que se podrían perseguir por la justicia universal”.