En Colombia se prohíben las pruebas cosméticas con animales

El presidente Iván Duque sancionó la ley que además podría dar sanciones de hasta 50 mil salarios mínimos legales vigentes a quienes la incumplan.

El presidente Iván Duque sancionó desde el lunes 10 de agosto la ley 2047 de 2020, con la que se prohíbe en Colombia la experimentación y comercialización de productos cosméticos, sus ingredientes o combinaciones de ellos que hayan sido objeto de pruebas en animales.

La nueva ley entrará en vigencia dentro de 4 años, mientras las industrias nacionales y el mismo Gobierno Nacional impulsen nuevas metodologías y mecanismos para el testeo de los productos cosméticos antes de venderlos.

En esa misma línea, la norma tiene un componente que busca estimular que los laboratorios e instituciones de investigación se adapten a modelos alternativos.

Eso sí, en casos en los que no haya un método alternativo y se requiera probar la seguridad del producto o cuando se haya realizado un testeo con un propósito diferente al cosmético se podrá acceder a este tipo de prueba.

Otro aspecto que contempla la ley son las multas por incumplimiento. Las sanciones van desde 133 a 50.000 salarios mínimos, que serían entre $130 millones y $49.000 millones.

El representante a la Cámara, Juan Carlos Losada, autor de la iniciativa, dijo que “este es un gran paso y avance para nuestra sociedad. Después de la Ley de Maltrato Animal, la prohibición del testeo de cosméticos en animales enmarca un camino fundamental en el desarrollo de la legislación para la protección y defensa de todos los animales en Colombia”.

Y agregó que “el uso de animales en los laboratorios es un tema que no ha tenido la atención necesaria, son millones que están sufriendo en el mundo y por lo menos en Colombia debemos prestar toda la atención necesaria”.

Por su parte, Jan Creamer, presidenta de Animal Defenders International, empresa promotora de la iniciativa, destacó que Colombia abre camino en la región en cuanto a esta legislación: dijo: “Gracias Colombia por liderar el camino en América Latina para que otras naciones lo sigan”.

El impacto de esta medida, según Animal Defenders, se extenderá hasta países como Chile, México y Perú, compradores de productos cosméticos realizados en Colombia.

El senador Richard Aguilar, también autor del proyecto, manifestó: “Esta decisión se tomó en uno de los momentos más cruciales para la humanidad y en los que el planeta nos está dando una oportunidad para cambiar y para respetar cualquier clase de vida”.

“Ya es hora de descartar cualquier producto fabricado a costa del sufrimiento de los animales, de avanzar en los protocolos y las formas como investigamos y de estar a la par con los líderes mundiales en innovación científica, para quienes estas prácticas son consideradas como crueles y ya están mandadas a recoger”, concluyó Aguilar.

Con Colombia ya son casi los 40 países que han prohibido estas prácticas, como Reino Unido, India, Israel, Nueva Zelanda, entre otros.