En Cámara de Representantes se aprobó propuesta de ampliar número de congresistas

Como parte de la reforma política que cursa en el Congreso, se propuso la creación de 12 nuevas curules en el Senado.

El proyecto de reforma política aprobado en su primer debate en la Comisión Primera de la Cámara incluyó el artículo que busca la creación de 11 curules en el Senado.

Esto para las regiones que hoy no cuentan con representación en la alta corporación como los departamentos de Caquetá, Amazonas, Guaviare o San Andrés.

Esto, según los representantes que la apoyan, permitiría brindar una mayor representación a aquellos territorios que han sido “olvidados” por el Estado.

Representante a la Cámara Jorge Méndez Hernández / Google

Uno de los ponentes de este proyecto, el representante Jorge Méndez, dijo que esta iniciativa “es un acto de justicia” con aquellos departamentos que “nunca han tenido representación en la Cámara Alta”.

“Lo que vemos hoy día es que se ha concentrado el poder de la Cámara Alta (Senado) en Bogotá y departamentos como Antioquia, Valle del Cauca y Atlántico, dejando a la periferia sin representación para poder adelantar la gestión de proyectos regionales”, afirmó Méndez, que basó su argumento en la descentralización del poder.

Por su parte, el representante por el Centro Democrático, Edward Rodríguez, manifestó su inconformismo con la propuesta debido a la crisis económica por que atraviesa el país debido a la pandemia.

“Quieren aumentar 12 senados en medio de la peor crisis que vive hoy Colombia. No tiene presentación. Que algunos aprovechen la reforma política para colgar micos. No obstante, esta propuesta, que fue aprobada por la Comisión Primera de la Cámara, implica un aumento en el número de congresistas en el país, pues son nuevas curules que se crean en el Senado”, indicó Rodríguez.

Los retractores de esta propuesta indican que esto elevaría el costo fiscal. Hay que recordar que en agosto se aprobó un aumento de los honorarios de los congresistas de 5,12% retroactivo. Ello significaría que pasarían de ganar $32,7 millones actuales al mes a embolsarse la cifra de $34,4 millones.

Esto quiere decir que si el salario de los congresistas se multiplicara por el total de ellos (280), al mes ese gasto sería de $9.637 millones y al año la cifra se elevaría a unos $115.644 millones.

El proyecto también contempla listas cerradas, las listas paritarias entre hombres y mujeres y la financiación primordialmente estatal.

Otras iniciativas como el transporte rural gratis el día de elecciones o la limitación a tres periodos para las corporaciones públicas, quedaron como constancia lo que generó reacción de los ponentes.

Mientras en Colombia se aprobó un aumento, hace unas semanas en Italia votaron en un referendum para que se recortara un tercio de los parlamentarios.