Empresa avícola prefirió sacrificar gallinas en vez de regalarlas y le echa la culpa al Paro

En redes sociales se desató una polémica debido a que el presidente de Huevos Kikes decidió sacrificar alrededor de 400 mil aves en vez de regalarlas.

En horas de la tarde de este jueves 20 de mayo se conoció que una reconocida empresa del sector avícola llamada Huevos Kikes, decidió sacrificar alrededor de 400.000 gallinas argumentando que las aves no tenían alimento.

El presidente de la compañía, Juan Felipe Montoya, dijo que “Producto del paro que estamos sufriendo en Colombia las afectaciones han sido increíbles. En Suroccidente está completamente parado, no hay movilización alguna. Nosotros estamos en el norte del Cauca, hace 23 días no llega nada de alimento para entregarle a nuestras aves”.

Por otro lado, Montoya manifestó que la situación ha puesto en riesgo a más de 2.500 empleos en su empresa, de la que dijo, “enfrenta la más grave crisis de su historia” y además denunció que en Cali y Cauca muchas granjas han sido saqueadas.

“Se robaron 660.000 aves en varias entradas a muchas granjas. Fue generalizado. Tuvimos una semana completa en la que los manifestantes decían en las redes que tal granja estaba regalando huevos. Llegaba la gente, esperanzada en que realmente estaban regalando huevos, después llegaban los señores y empezaban a instigar y se llevaban los pollos, los cerdos”, agregó.

Sin embargo, en redes sociales los usuarios rechazan que la empresa haya sacrificado a las aves en vez de regalarlas a familias necesitadas de comunidades aledañas.

Además, los mismos usuarios de la red social Twitter, encontraron que la mencionada empresa, perteneciente a la familia Montoya Muñoz, tiene como nombre real Incubadora Santander S.A y fue bebeficiada con los subsidios del escándalo de Agro Ingreso Seguro.

En un documento dado a conocer por las plataformas digitales, se observa que aportaron 70 millones a la campaña presidencial de Álvaro Uribe Vélez en el año 2002 y como recompensa recibieron más de 500 millones de pesos.

Así mismo, Montoya explicó que las gallinas estaban en etapa productiva y fueron enterradas con cal para evitar contaminación argumentando que es “imposible” regalar los animales, teniendo en cuenta que ellos como empresa tienen “unas normas sanitarias que cumplir”.