Embajadores uribistas estarían haciendo campaña a favor de Alejandro Gaviria

Según Mendoza hay pruebas suficientes que soportan la denuncia que, de confirmarse, tendría consecuencias penales y políticas

El creador de la serie matarife, Daniel Mendoza, denunció a través de sus redes sociales que varios embajadores de línea uribista estarían haciendo campaña a favor de Alejandro Gaviria en sus jurisdicciones.

Esta situación, de ser confirmada, tendría consecuencias, tanto políticas, cómo penales pues los funcionarios públicos no están autorizados por la ley para actuar en política y se confirmaría qué Alejandro Gaviria, quién se ha querido mostrar como un candidato de centro, sería el candidato definido por los poderes políticos y económicos de siempre y por el Uribismo.

En concreto, la denuncia tiene que ver con que las bases de datos de las embajadas, por lo menos la de Ginebra está siendo utilizada para invitar a los Colombianos que habitan en ese país a que firmen por Alejandro Gaviria y aunque aseguran que quien ha proporcionado la información es el embajador de 2018, las bases de datos actualizadas las maneja el actual representante del gobierno.

Además de esa denuncia también se han revelado he recordado varias de las funciones que ha desempeñado Alejandro Gaviria en gobiernos uribistas, por ejemplo su cargo como director de planeación nacional en el gobierno de Álvaro Uribe, lo que indiscutiblemente lo liga con ese político y con las cruzadas privatizadoras que llevó a cabo en ese puesto.

Está denuncia de Mendoza, también aumenta la preocupación por las posibilidades de corrupción electoral que se pueden presentar en la contienda del 2022 y queda demostrado que es necesario emprender todas las acciones para garantizar los derechos de los electores colombianos frente a las llamadas jugaditas que estaría desarrollando el gobierno duque ante la evidencia de que el llamado establecimiento perdería el poder político en las próximas elecciones.

Mendoza tuvo que salir exiliado del país por las múltiples amenazas de muerte y desde que está en Europa sigue haciendo un férreo control político tanto al gobierno al interior del país, como a los embajadores que han sido designados por Duque en todo el mundo.