“El viejo no quiso ‘copear’ y le pegué su balazo”: cruel relato sobre el asesinato de don Wilfrido

Alias ‘El Calvo’, quien aceptó que asesinó el pasado 15 de diciembre a don Wilfrido Murcia, contó detalles a uno de sus cómplices luego de cometer el crimen.

Este miércoles se conocieron detalles inéditos del asesinato ejecutado por Jackson Javier Castiblanco (alias ‘el Calvo’), quien mató a tiros al vigilante Wilfrido Murcia en un bus del SITP que se movilizaba por el sur de Bogotá. Hace un par de días, el delincuente aceptó los cargos por el delito que cometió.

Lo que sucedió en el bus durante el hecho se conoció gracias al testimonio que le dio uno de los cómplices del asesino a la fiscal del caso, que fue revelado por Blu Radio. De hecho, ese segundo delincuente se entregó ante las autoridades la semana pasada y dio información clave para que el sábado capturaran a ‘el Calvo’.

De acuerdo con lo contado por el cómplice, que fue expuesto por la fiscal en la audiencia en la que se legalizó su captura, el asesino mató al vigilante Murcia porque este se rehusó a ser atracado y reaccionó contra este sacando un palo y un cuchillo. ‘El Calvo’ le contó a su amigo que el robo se le salió de las manos.

Jackson Javier Castiblanco (alias ‘el Calvo’) / Fiscalía General de la Nación

La fiscal del caso aseguró que Jackson le dijo a su compañero: “Todo se me salió de control, el viejo no quiso ‘copear’ y se me mandó con un palo. Yo le decía: ‘Viejo, suelte el palo, no se haga disparar’, y me metió un palazo en la cabeza, sacó un cuchillo y se me mandó encima y pues me tocó pegarle su balazo. Le pegué el primero y quedó como si no le hubiera hecho nada y ahí le pegué el segundo, pero ya sentí que todo el mundo me agarró”.

Apenas se subió al bus a ejecutar el atraco y posterior asesinato, el delincuente les dijo a los pasajeros: “No quiero matar a nadie. Los celulares, el que se pare lo mato y (el cómplice de Jackson) escuchó: ‘Viejo, baje ese palo, no se haga disparar, baje ese palo’. Dos segundos después, escucha dos tiros”, aseguró la fiscal, citada por la emisora.

La Fiscalía confirmó luego de capturar a Castiblanco que él botó un saco negro que llevaba puesto y un esfero, objetos que lo terminaron condenando pues el ente investigador usó las huellas dejadas en estos para lograr la plena identificación del delincuente.

La investigación de las autoridades también determinó que alias ‘el Calvo’ cumplía una medida de casa por cárcel por otro asesinato cometido en 2009.

Próximamente se conocerá la condena que recibirá el asesino del vigilante Murcia por el crimen que perpetuó el pasado 15 de diciembre.

Don Wilfredo Murcia se desempeñaba como vigilante / Suministrada

Los detalles del asesinato de don Wilfredo

Según el relato de Julián, puso la alarma a las 4:00 de la madrugada: “Me desperté y llamé a Jackson al celular, le pregunté si lo recogía o no. Él dice que sí, cómo habíamos quedado. Lo recojo y Jackson llevaba en sus manos un revólver, me lo pasó, era calibre 38 corto niquelado. Lo guardé debajo de la guantera”, reza la declaración.

“Jackson dice que esperen un momento, que ya viene Estiben en la moto, al paso de minutos llega. Arrancan los tres hombres por la carrera 10 con calle 51, sur Molinos, pasan la Caracas, pasan el barrio San Carlos, llegan al barrio El Tunal. Allí, Jackson dice que lo dejen ahí y se estacionen en una bahía”, prosiguió.

Jackson se baja del vehículo, Julián marca a los celulares de ‘El Calvo’ y Estiben y quedan en una llamada los tres. Julián dice que escuchó a Jackson decir: “ese fue, ese fue”, pero después dice que “no, va muy lleno”, refiriéndose a un bus.

Entonces, Julián inició su recorrido y tomó la carrera 24 al norte y, 4 casas, antes de un semáforo, se estaciona. En la llamada escucha decir a Jackson: “este sí fue”. Acto seguido, se subió al bus del SITP y dice: “véame que ya voy por aquí”, Julián contesta que efectivamente lo ve y se va detrás del bus.

Julián y Estiben se encontraban escuchando todo lo que ocurría al interior del bus.

“Jackson dice: bueno, con usted no es, maneje despacio, no quiero matar a nadie. Los celulares, el que se pare lo mato y escuchó: viejo, baje ese palo, no se haga disparar, baje ese palo. Dos segundos después escucha dos tiros”, según la declaración.

Julián vio forcejeo en el SITP y aceleró el carro para adelantarlo con el propósito de recoger a Jackson. Llegó hasta la calle 36 sur sobre la carrera 24 y dice: “Yo llamaba a Jackson, ‘¿dónde está?, ¿dónde está?’ él no contestaba, pero la llamada estaba conectada y se escuchaba cómo corriendo”.

‘El Calvo’, después de insistir varias veces en la llamada contestó: “Dice que está unas cuadras al sur de dónde pasó el problema, Julián le dice que va a ir Estiben en la moto a recogerlo”.

Aún en la llamada simultánea, Julián escucha que se saludan y que lo recoge y se van hacia el lado del CAI el Claret. Allí se encuentran los tres hombres nuevamente y se van rumbo a la vivienda donde fue su primera cita.

Jackson dijo: “Todo se me salió de control, el viejo no quiso ‘copear’ y se me mandó con un palo. Yo le decía: ‘viejo suelte el palo que no se haga disparar’ y me metió un palazo en la cabeza, sacó un cuchillo y se me mandó encima y pues me tocó pegarle su balazo. Le pegué el primero y quedó como si no le hubiera hecho nada y ahí le pegué el segundo, pero ya sentí que todo el mundo me agarró”.

‘El Calvo’ cayó al piso, mientras que Wilfredo Murcia agonizaba, según el relato de la fiscal, Jackson, “cómo pudo, se tiró a disparar y ya sonó después como un clic y ya le dio un tiro a la puerta y ahí se bajó y huyó del lugar”.

El relato se logró después de que el propio Julián se entregará a las autoridades y aportó datos para dar con el paradero de ‘El Calvo’. Las autoridades revelaron a la emisora que, en las próximas horas, capturarán al tercer implicado en el crimen.