Duras declaraciones del hermano del patrullero que fue hallado muerto en aguas del río Cauca

Las honras fúnebres de Rincón se realizaron en Medellín porque sus familiares viven en Itagüí, Antioquia.

Las exequias de Carlos Andrés Rincón, el patrullero de la Policía cuyo cuerpo fue hallado en el río Cauca, se llevaron a cabo el pasado miércoles 9 de julio en Medellín.

Durante las honras fúnebres, en las que la Policía le rindió un homenaje, Giovanny Rincón, su hermano, repudió el crimen y aprovechó para expresar algunas palabras:

“Mi hermano fue asesinado vilmente. Lo encontramos en un estado deteriorado y lamentable”, dijo Giovanny en una entrevista con Noticias Caracol.

Carlos Andrés Rincón Martínez, patrullero hallado muerto en el río Cauca / El País

El patrullero Rincón desapareció el pasado jueves en la noche en el sector Paso del Comercio de Cali, punto de bloqueo y concentración durante las manifestaciones.

Posteriormente fue hallado sin vida cuatro días después en el río Cauca con aparentes signos de tortura y heridas provocadas por arma de fuego y arma blanca.

Giovanny asegura que habló por última vez con su hermano la semana pasada y que le manifestó sentirse bien: “Nunca me dijo que tenía problemas, él no estaba metido en ese conflicto”, argumentó.

Ante estos hechos, el hermano del patrulleró pidió a las autoridades “llegar hasta las últimas instancias […] Como servidor público lo querían en esa estación y en Cali”, añadió Giovanny.

Cabe recordar que la motocicleta propiedad del uniformado fue encontrada incinerada en el sector donde desapareció. Rincón estaba asignado a una estación de Policía del municipio de Jamundí y residía en la capital del Valle del Cauca. El patrullero tenía 33 años, estaba casado y deja una hija de cuatro años de edad.

Las autoridades anunciaron el inicio de una investigación sobre el crimen y ofrecieron hasta $200 millones por información que permita dar con los responsables. Además, la Alcaldía de Cali instauró una denuncia ante la Fiscalía.