Duque no asistió al acto de perdón y reconciliación con víctimas de abuso policial en Bogotá

Tampoco asistió el representantes de la Policía Nacional en una jornada que había sido convocada por la alcaldesa de Bogotá, Claudia López.

Con una celebración ecuménica, se hizo en Bogotá el acto de perdón y reconciliación, convocado por la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, para honrar la memoria de las personas fallecidas en los hechos ocurridos en la ciudad durante las manifestaciones de los últimos días.

Con este evento se quiere brindar un mensaje de repudio a los hechos de violencia que ocurrieron esta semana en el marco de las manifestaciones contra el abuso policial, que dejó 13 personas muertas (10 en Bogotá y tres en Soacha) y al menos 209 civiles y 194 policías heridos.

La alcalde Claudia López rechazó lo ocurrido, sino que culpó por lo mismo a la Policía, al asegurar que parte de los uniformados que conforman esa Institución desobedecieron el protocolo que les impide utilizar armas de fuego en medio de las manifestaciones.

Al acto también asistieron representantes de diferentes corrientes cristianas quienes rindieron unas palabras de paz y esperanza. Como las de monseñor Jaime Alberto Mancera y de Emilio Roa, que hacen parte de la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional.

A ellos le siguieron los familiares de las víctimas exigieron que se haga justicia y que haya verdad sobre los hechos en los que fallecieron sus parientes. Como el caso de Maira Páez, esposa de Jaider Fonseca, quien murió por cuatro tiros que recibió de policías del CAI de Verbenal.

La silla de Iván Duque permaneció vacía durante el evento / Alcaldía de Bogotá

“Lo de mi esposo no fue una bala perdida, fueron 4 tiros, a él lo acribillaron”, afirmó la mujer. Y afirmó que en el evento “tendrían que estar presentes el presidente Iván Duque y la Policía Nacional”, pidiendo perdón y reconociendo el acto ocurrido en días pasados.

Sin embargo, había una silla con la etiqueta “Iván Duque Márquez, presidente de la República”, la cual permaneció vacía durante la jornada y no pasó desapercibida entre los familiares de las víctimas y demás asistentes que asistieron al evento de reconciliación.

En respuesta a la ausencia de Iván Duque, desde Palacio se argumentó que el jefe de Estado ya había hablado con las familias de las víctimas y ha visitado a los policías en el hospital y en su representación asistieron otros funcionarios, como el comisionado de Paz, Miguel Ceballos, y Nancy Patricia Gutiérrez, consejera Presidencial para los Derechos Humanos.

A ello se suma, explicó Presidencia, que Duque también se reunió con la alcaldesa Claudia López, con el defensor del Pueblo, Carlos Camargo, y la cúpula militar para que se adelanten todas las investigaciones estas sean trasladadas a las autoridades judiciales.

La Policía, por su parte, decidió rendir un homenaje a los integrantes de su institución que han fallecido por COVID-19, coincidencialmente, a la misma a la que López había organizado la jornada de perdón y reconciliación. A este evento también fueron invitados los periodistas de la ciudad.

El perdón de la Alcaldía

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, comenzó el evento pidiendo perdón a las familias de las víctimas y de todos los heridos, pues es función de las autoridades estatales evitar que hechos como este sucedan. Además recalcó que que había pedido no usar armas de fuego contra los manifestantes.

“Hoy estamos aquí para pedirle perdón a todas las víctimas de abuso policial, a todas las víctimas y ciudadanos heridos y fallecidos en estos hechos. Hoy estamos aquí para reconocer la gravedad de lo ocurrido”, expresó la alcaldesa durante su intervención.

“A todos los jóvenes y ciudadanos le ofrecemos perdón a todas las familias, porque pese a todas las instrucciones no pudimos evitar esta tragedia y por lo tanto se requiere un proceso de reconocimiento y mejora institucional”, dijo la alcaldesa a los asistentes.

La alcaldesa expresó sus condolencias a las familias de Jaider Fonseca, de 17 años y padre de familia; Julieth Ramírez, de 18 años; Fredy Mahecha, joven de 20 años; Germán Puentes, de 25 años; Cristian Hernández; de 26 años; Angie Baquero, de 19; Andrés Rodríguez, de 23 años, y Julián González, de 27 años.

La mandataria también manifestó su dolor y apoyo a las familias de Maria del Carmen Viuvche, la mujer de 44 años que murió tras ser arrollada por un bus que fue robado, y a los familiares de Cristian Hurtado y Lorwam Mendoza, asesinados en las manifestaciones en Soacha.

“Ofrecemos nuestras condolencias, sabemos lo irreparable de su dolor y su pérdida, pero estamos acá para reiterarle a cada madre, a cada padre, a cada familiar que la Alcaldía los acompañará para que haya verdad sobre lo ocurrido y justicia sobre las responsabilidades individuales e institucionales”, fueron las palabras de la mandataria.

Para la alcaldesa, este evento para “reconocer la gravedad de lo ocurrido, admitir que esto no debía ocurrir, honrar el dolor de las víctimas y su familia es el primer paso indispensable para construir un proceso de paz y de justicia que posibilite uno de reconciliación”.