Dos policías fueron asesinados y tres civiles heridos en medio de una emboscada en el Cauca

Las autoridades dieron como responsables a integrantes de la columna Dagoberto Ramos de las disidencias de las FARC.

Un ataque a mano armada en la mañana de este sábado dejó dos policías muertos y tres civiles heridos en Santander de Quilichao, al norte del departamento de Cauca. Las víctimas fueron identificadas como los patrulleros José Alejandro Goyes y Wilmar Guzmán Martínez.

Las primeras versiones del hecho indican que los uniformados se movilizaban en motocicleta de la Institución a la altura del sector El Frutal, vía al corregimiento de Mondomo, cuando desconocidos empezaron a atacarlos con arma de fuego ocasionándoles la muerte.

Los policías fueron requeridos a través de una llamada para supuestamente atender una emergencia. Sin embargo, se trataba de una emboscada, pues al llegar al sector para atender la supuesta emergencia fueron atacados a disparos por un grupo de hombres armados.

En medio del tiroteo, los uniformados resultaron gravemente heridos y, desafortunadamente, perdieron la vida en el mismo sitio del ataque; igualmente, dos personas más que pasaban por el lugar resultaron heridas y fueron trasladadas a centros asistenciales.

Ante lo sucedido, las autoridades hicieron presencia en la vía Panamericana, buscando establecer el paradero de los responsables y constatar si se trataría de la columna Dagoberto Ramos de las disidencias de las Farc, fueron los responsables del asesinato.

De acuerdo con la Policía, con este doble crimen en el suroccidente del país asciende a 47 la cifra de policías muertos en actos del servicio durante este año. En el ataque también fueron heridos tres civiles que se encontraban en el lugar.