Diana Osorio, la empoderada esposa del alcalde de Medellín

Con un poder que le entregó Daniel Quintero desde su posesión, ya creó tres secretarias, una de ellas con un presupuesto de casi $100 mill millones.

Daniel Quintero llegó a su posesión acompañado de su esposa en embarazo, su pequeña hija y el perro: la familia completa. Y no dudó en cederle la palabra a Diana Osorio, quien leyó un discurso antes que el suyo.

Una señal clara del espacio que pensaba darle en su alcaldía. Y ella se hizo oir. Se denominó Gestora social. Lo suyo serían los temas de paz y trabajaría por las madres solteras, como la suya.

Superado un momento difícil con la salud de su pequeña hija, Diana Osorio, asumió el rol que escogido. Estudió en la Universidad de Antioquia pero prefirió inclinarse por las Finanzas y las Relaciones Internacionales y su labor directa está relacionada con ser gestora social, no se oculta en su sombra de Daniel Quintero. Lo hizo durante la campaña en la que estuvo en primera línea dando la batalla contra el candidato uribista, Alfredo Ramos.

Osorio trabaja sin sueldo y en los dos años al lado de su esposo Daniel Quintero, creó la Nueva Secretaría de la No Violencia para implementar los Acuerdos de Paz en Medellín y apoyar a sus 600 mil víctimas del conflicto armado.

Al proyecto de Diana le asignaron un presupuesto de $26 mil millones para el 2021 y en los próximos cuatro años contará con $ 70 mil millones para direccionar su ejecución, pues ella no puede hacerlo directamente.

Diana Osorio y Daniel Quintero / Twitter

No ha dudado en rodearse de sus familiares para trabajar, el primer nombramiento que realizó fue el de su primo hermano, Juan Carlos Upegui Vanegas, a quien nombró el líder de la recién creada Secretaría de la No Violencia.

Sin embargo, Upegui, un filósofo de la Universidad Nacional, no era desconocido en el sector, fue la mano derecha y asesor de Quintero durante el primer año de su administración. Asimismo, su prima Laura Upegui Vanegas, comunicadora audiovisual, es su asesora de cabecera.

Pero no se quedó ahí, Diana creó también la Gerencia de Diversidades Sexuales e Identidades de Género y puso en marcha la Gerencia de Innovación Digital, Protección y Bienestar Animal. Fue ella misma quien gestionó para que la Alcaldía le diera el doble de presupuesto al programa Buen Comienzo el cual se ha convertido en la nueva manzana de la discordia entre Quintero y sus detractores, cuando éste decidió suspender discrecionalmente entidades que prestaban sus servicios a Buen Gobierno desde hacía quince años. Quedo así con las manos sueltas la Gestora social para copar el espacio con personas cercanas argumentado que se trataba de fortalecer la institucionalidad y darle transparencia a los procesos de contratación de la Alcaldía de Medellín.

En plena pandemia, Diana Osorio con el apoyo de Quintero echó a andar otro proyecto: el de reactivación económica por medio del apoyo a emprendimientos locales para generar empleo y ayudar al medio ambiente. Nació entonces la campaña ‘Hecho en Medellín’ que contó con el entusiasmo del cantante J Balvin quien en unos de sus conciertos le dio el espaldarazo con la frase “for real, made in Medellín”.

Google

Daniel Quintero y Diana Osorio son una llave desde su matrimonio en el 2015. En ese entonces, Diana alistaba sus maletas para irse a Inglaterra a estudiar una maestría en Postconflicto, después de haber viviendo en Sri Lanka conociendo el Proceso de Paz.

Sin embargo, su novio, Quintero, de años, le propuso matrimonio. Tres años después, en el 2018 llegó la primera hija del matrimonio, Maia y en la campaña por la Alcaldía nació Aleia. Daniel Quintero y Diana Osorio han sabido mezclar lo personal con lo profesional y ahora en la política | Las 2 Orillas