Detienen mundialmente los ensayos de la vacuna contra Coronavirus de Johnson & Johnson

Uno de los participantes de este medicamento, que inició pruebas esta semana en Colombia, resultó enfermo y por esa razón la compañía decidió detenerlas inmediatamente.

La estadounidense Johnson & Johnson dijo el lunes que detuvo temporalmente la prueba clínica de su vacuna contra COVID-19 debido a que uno de sus participantes se enfermó.

“Hemos detenido temporalmente la administración de nuevas dosis en todos nuestros ensayos clínicos de la vacuna contra COVID-19, incluyendo el ensayo de fase 3 ENSEMBLE, debido a una enfermedad inexplicable en un participante del estudio”, dijo la compañía en un comunicado.

La pausa significa que el sistema de inscripción en línea fue cerrado para el ensayo clínico de 60.000 pacientes, mientras se convoca el comité independiente de seguridad del paciente.

Google

J&J dijo que los efectos adversos serios eran “una parte esperada de cualquier estudio clínico, especialmente uno grande”. Según los lineamientos de la compañía, pueden detener un estudio para determinar si el efecto adverso se debió al medicamento en cuestión y si se puede retomar el estudio.

La fase 3 del estudio de Johnson & Johnson empezó a reclutar voluntarios a finales de septiembre, con la meta de inscribir hasta 60.000 participantes en más de 200 localidades en Estados Unidos y el mundo.

Los otros países donde se realizaban las pruebas son Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Sudáfrica.

Adicional a la decisión de la multinacional Johnson & Johnson, este lunes se conoció que el gobierno estadounidense invertirá 486 millones de dólares en el desarrollo y la distribución a gran escala de un tratamiento contra el COVID-19 del laboratorio británico AstraZeneca, que está en la última fase de ensayos clínicos.

Google

El medicamento, denominado de momento AZD7442, es una combinación de dos anticuerpos de larga duración derivados de pacientes convalecientes de COVID-19, descubiertos por el centro médico de la Universidad de Vanderbilt y de los que AstraZeneca obtuvo la licencia en junio.

Con una inversión de casi 500 millones de dólares, el gobierno de Estados Unidos contribuirá al desarrollo y distribución de 100.000 dosis para finales de 2020 y podrá adquirir un millón más en 2021, anunció el laboratorio en una comunicación a la bolsa de Londres. Este fármaco “avanza rápidamente en los ensayos de fase 3”, añadió el gigante farmacéutico.

Para esta última fase se realizarán dos ensayos “en Estados Unidos y en otros lugares” en los que participarán “6.000 adultos para la prevención de la enfermedad” y “ensayos adicionales en unos 4.000 adultos se centrarán en el tratamiento de las infecciones” por el nuevo Coronavirus, precisó.

Google

AztraZeneca, que en paralelo está desarrollando con la Universidad de Oxford una “vacuna” contra el COVID-19 considerada como una de las más prometedoras, había anunciado a finales de agosto el inicio de la fase 1 de su fármaco AZD7442, ya fue financiado por el gobierno de Estados Unidos con 25 millones de dólares | AFP