Despertó el único sobreviviente de los jóvenes que murieron atropellados por Enrique Vives

Se supo además que, la juez notificó seguridad para el menor, con unidades de la Policía y así garantizar su integridad y la de sus familiares

Este jueves se confirmó que despertó Bryan de Jesús Añez Faneite, el niño de 13 años, quien se debatía entre la vida y la muerte después del accidente en el que murieron atropellados 6 de sus compañeros.

Las autoridades de Santa Marta confirmaron que Bryan de Jesús, despertó y reconoció a su papá, quien lo acompaña en una clínica de la capital del Magdalena todo el tiempo en el que estuvo sedado.

Recordemos que el abogado Ricardo Robles dijo que el niño es “el único sobreviviente, testigo directo de lo ocurrido y de manera prudente, al estar encontrado en la clínica Cehoca de Santa Marta, solicito sea este custodiado las 24 horas, ya que es un menor de edad. Aspiro y espero que tenga en cuenta esta solicitud”.

Según precisó Caracol Radio, Bryan de Jesús está siendo custodiado por un anillo policial asignado por la jueza del caso y continúa evolucionando en el hospital Cehoca de Santa Marta, al que fue trasladado luego del accidente.

El caso contra Vives Caballero se ha dilatado luego de que el empresario fuera hospitalizado tras aludir a un estado de shock postraumático, en el accidente por el que fue imputado por homicidio culposo.

A pesar de que la jueza negó la petición del abogado para trasladar a Vives a un centro psiquiátrico, el hombre salió remitido en una ambulancia escoltado por la Policía.

Recordemos que el hecho se registró el lunes, 13 de septiembre, en la Troncal del Caribe, entrada al barrio Gaira, de Santa Marta, en el momento en que los jóvenes aparentemente caminaban por un lado de la vía.

Justo en ese momento los atropella una camioneta Toyota Hilux que conducía Enrique Vives, un empresario, que tras los exámenes resultó con grado 2 de alcoholemia.

La audiencia

En la noche del jueves se llevó a cabo la audiencia de imputación de cargos contra el empresario Enrique Vives, adelantada por la jueza primera penal municipal con funciones de control de garantías, Olmis Cotes.

Cotes se cansó de esperar al enjuiciado en el juzgado y decidió ir a la clínica en la que se encuentra, parafraseó lo que narró Vives sobre los hechos. “Iba por el carril izquierdo de la vía que es doble calzada y me sale un grupo de muchachos que no vi”, leyó Cotes.

De acuerdo con lo dicho en la diligencia, Vives se bajó de su vehículo para ayudar a una muchacha, pero “habitantes del sector le dieron puños”.

Por otro lado, la jueza reveló que el resultado de la valoración médica de Vives le permite permanecer recluido y dirigirse a las citaciones médicas en el centro privado en el que sea llamado.

“El examinado puede recibir tratamiento, es decir, que estando en reclusión formal asista a los controles programados en cualquier centro particular para psiquiatría”, informó la juez.

Como dato adicional, se conoció que la jueza, es su visita a la clínica psiquiátrica Fundación Santa Marta por el Niño, donde se encuentra Vives Caballero, a su llegada fue recibida en medio de vítores y arengas con las que la gente reclamaba: “justicia, justicia, justicia”.